La vida en un suspiro

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede (Aldous Huxley)

Muere Gadafi, el mismo día ETA anuncia el cese definitivo de su actividad armada. Merkel y Sarkozy negocian el segundo rescate de Grecia con una quita del 50%; la UE da a la gran banca un plazo de nueve meses para recapitalizarse y Europa contiene la respiración.

Ayer también conocimos que Amy Winehouse murió por una intoxicación etílica, algo que a muchos fans ha sobrepuesto al entender que no se suicidó, que definitivamente no quiso quitarse la vida después de ‘disfrutarla’ en soledad. No fue así, simplemente se pasó con el alcohol; quintuplicó el límite legal para conducir. Le puede pasar a cualquiera… (puntos suspensivos).

En el juicio de Marta del Castillo los acusados siguen jugando con la justicia, con el dolor de los padres, con la raza humana; muere Simoncelli en una carrera de motos, la lluvia amenaza de nuevo a Cataluña y no hay forma de encontrar una buena noticia en esta sociedad. Habrá que buscar en otra… ¡que me traigan otra sociedad! Que diría Groucho Marx.

Uno se pregunta: ¿cómo? ¿Por qué? ¿Para qué? Tantas preguntas, tan pocas respuestas… muchas canciones repetidas, demasiados poemas solitarios; la gente no escucha, las personas cada vez leen menos. Habrá que volver a ver la película ‘En busca de la felicidad’. Menos mal que Manolo García acaba de sacar un nuevo disco; qué detalle, ahora que acabo de ‘celebrar’ mi cumpleaños. Si pudiera abrazarle por las canciones que me han apoyado tantos años… si pudiera cruzarme con él, saludarle, simplemente darle las gracias.

Y la vida seguirá, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido. Lo decía Sabina, lo dirá cualquier persona con dos dedos de frente; lo dirá la pareja, el amigo, cualquier directivo que un día se enfrente a una carta de despido. Porque la vida son altos y bajos (torres más altas han caído, me explicó con acierto un gran amigo antes del 2001), y uno está hoy en Barcelona y mañana en Madrid… y sin saber qué hace ahí, sin saber el por qué, termina por entender que su destino es ése, aceptarlo y seguir adelante. ‘La vida’ me devolvió a Barcelona, yo quise marcharme; hoy quisiera volver a marcharme, pero sigo aquí. Por lo visto firme un contrato de permanencia, no sé exactamente dónde, ni cuándo ni a quién; pero parece ser mi destino. Si Peter Pan viene a buscarme una noche azul, que por favor apague la luz, pedía Ismael Serrano en una canción.

Donde habita el olvido se está mejor cuando la vida se te va en un suspiro. La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede (Aldous Huxley).

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario...a-en-un-suspiro

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Blogger Template by Blogcrowds