Felices fiestas

Madrid amaneció hoy nevado, justo el primer día de una de las semanas más importantes del año: a ilusión de que toque la lotería está a la vuelta de la esquina, o sino estará nuestra buena salud como cada año; llega la Nochebuena y la familia se junta, por el simple hecho de que una fecha del calendario lo requiere, el Rey nos felicita las fiestas (este año también en el País Vasco, algo inédito), y entre todo este malabarismo de ilusión e hipocresía, el consumismo. Este año especialmente son fechas propicias para que los comerciantes reduzcan un poco los números rojos de un año en que la crisis ha hecho auténticos estragos.

Espero que cuando pasen estas fiestas la crisis nos ofrezca una tregua, y cuando el año nuevo forme parte de nuestro presente hayamos aprendido la lección… que los futuros errores sean diferentes.

Pero para aquellas personas que están y las que pasan por aquí de vez en cuando, felices fiestas, y feliz 2010.

Hace dos meses se presentó en Extremadura la campaña ‘El placer está en tus manos’, en la que se organizaron tres talleres de educación sexual dirigidos a los adolescentes, y financiados con dinero público. Esta semana la asociación Profesionales por la Ética ha denunciado que en un colegio de Madrid se ha enseñado a alumnos de 13 y 14 años a… ¡utilizar un preservativo!

En pleno Siglo XXI sigue existiendo, dentro de una parte importante de la sociedad adulta, una mentalidad incoherente respecto a la educación sexual de los niños: no se permite hablar con ellos de sexo, pero luego les dejan ver Gran Hermano.

Tal vez sea hora de que ese sector más conservador trate de afrontar la realidad de nuestra sociedad, empezando por la juventud, pues si a los 14 años hay un preocupante porcentaje de niños que están encaminados a tener problemas con la ley, creo que enseñarles a utilizar un preservativo es, en todo caso, más ridículo que indignante.

Resulta un poco contradictorio que algunas de esas personas condenen el aborto por considerarlo un asesinato, pero después impida que su hijo/a no tenga la educación sexual adecuada. Sin olvidarnos de los múltiples riesgos y las diferentes enfermedades de transmisión sexual, ¿acaso hay que recordar también el aumento de embarazos no deseados, precisamente entre adolescentes?

Creo que los talleres que se organizaron en Extremadura, con dinero público o sin él, están bien planteados, aunque hoy en día con esa edad ya lo tienen casi todo aprendido. Precisamente la parte más importante, la que no cuesta dinero y está en casa, es la que sigue fallando, y mientras eso no cambie, algunos niños seguirán pensando que de mayores se quedarán ciegos… pero no dejarán de correr el riesgo, como todos a su edad.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/50019

Tras más de una década de las descargas de música, películas y videojuegos por Internet, dentro de unos meses nacerá un nuevo modelo de policía en España: la Comisión de Propiedad Intelectual, cuyo objetivo será cerrar las páginas web que contengan enlaces de intercambio de archivos P2P.

El pasado martes un grupo de famosos intérpretes se manifestaba contra la piratería en Madrid. Lo hicieron bajo la consigna de que la música es cultura, y amparándose en los puestos de empleo que genera su industria, salieron a defender sus derechos no sólo como artistas, sino también como personas. Alguno de ellos llegó incluso a declarar, literalmente, que se están muriendo de hambre.

Lo más curioso es comprobar el verdadero problema de fondo: la gente no compra discos originales… pero sin embargo sí que acude a los conciertos y los buenos artistas, o los que se saben vender mejor, siempre llenan los recintos. ¿Cuál es el problema entonces, si tenemos en cuenta que los mayores ingresos de un cantante provienen de los conciertos, y no de la venta de discos?

El verdadero problema lo tienen las discográficas, no los artistas. Ellos se manifiestan porque son la cara pública, los que de alguna manera tienen que justificar con eufemismos como ‘nos estamos muriendo de hambre’ cuando en realidad quieren decir que sus jefes ya no puedan permitirse los lujos de antaño.

Bajo el miedo a que las discográficas dejen de publicar sus discos si no presionan para terminar con la piratería -¡qué ilusos!-, y por lo tanto no realizar ninguna gira por no tener nada nuevo que ofrecer al público, la mayoría de artistas sólo consiguen demostrar su falta de creatividad, a diferencia de otros artistas como el cantautor Manu Chao, que regala su último disco a través de su página web, o grupos internacionalmente conocidos como Coldplay, cuyo próximo disco también se podrá descargar gratuitamente.

Me pregunto si ellos también se mueren de hambre, o acaso tienen mejores planes de pensiones que los artistas que se manifestaron en Madrid el pasado martes. Tal vez simplemente sus necesidades son más básicas, o quizás han sabido adaptarse mejor a los nuevos tiempos, aprovechando el fenómeno de la piratería en lugar de combatirlo.

Porque no lo olvidemos, las discográficas son las que crean un producto pero son los usuarios, el cliente, los que pagan por él. En lugar de luchar contra el cliente, que entre la elección de consumir cultura o morirse de hambre decide descargar la música de forma gratuita por Internet, pero después acude a los conciertos pagando la entrada, tal vez los artistas deberían plantearse la opción de luchar contra las discográficas, o llegar a un entendimiento entre ellos para ofrecer nuevas formas –y más económicas- de llegar a los usuarios.

Es así, de forma inevitable, la única opción para que la industria de la música tal y como la conocemos hoy sobreviva. Porque el cliente siempre tiene la razón… o eso se decía antes, y aunque dentro de unos meses se acabe con las descargas P2P como hace una década se acabó con Napser, el pionero en las descargas de música, existen y existirán otras alternativas al P2P.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/49781

Ayer se celebró el Día Internacional de la Violencia de Género, con medio centenar de víctimas en lo que llevamos de año. Esta lacra social no cesa, aunque por primera vez en muchos años ha disminuido en nuestro país, porque se trata de un grave problema global.

Seguramente la –falta de- educación tendrá que ver algo con ello. Ayer también se conocía que nuestro país empeora sus cifras estadísticas, como por ejemplo la de doblar la media de la UE en abandono escolar, en el que ya nos situamos con un 31.9%.

Pero estamos demasiado preocupados por la crisis económica actual. Como ya sucedió hace unos años, pocas personas se creyeron que la burbuja inmobiliaria era un peligro… hasta que explotó. Ahora asumimos las consecuencias, tan preocupados por solucionar los problemas del presente, que no reparamos en aprender la lección y pensar que en el futuro volverá a pasar lo mismo si seguimos por este camino.

Los constantes cambios en el sistema educativo llevan a la falta de interés y motivación de los alumnos, que a su vez entorpecen a los que sí quieren estudiar. No han pasado tantos años en los desde que un profesor expulsaba del colegio a un alumno y el padre le castigaba en casa, hasta que hoy es el padre quien acude al colegio para agredir al profesor, cuando no lo hace antes el propio alumno.

El presente nos está quitando demasiado tiempo para centrarnos en lo que ocurrirá dentro de unos años, cuando esos alumnos sean personas adultas. Alguno de ellos tendrá una pistola para proteger la seguridad de los ciudadanos, otros se vestirán con traje y corbata para dirigir nuestras vidas. Es probable que entonces, y sólo entonces, algunas personas reparen en el tiempo que los alumnos de hoy dedican a Internet, los videojuegos que potencian la violencia de género, o la televisión… ¡con el miedo que da la televisión!

Resulta inevitable mirar al futuro y preguntarse a uno mismo qué pasará. Especialmente cuando, también ayer, se conoció la noticia que en la nueva Ley de Tráfico, la DGT reduce la cantidad de las multas y además ya no quitarán puntos a muchas de las acciones que puedan cometer los conductores, como circular de noche sin las luces o realizar maniobras peligrosas. Estoy esperando con ansía la próxima campaña para prevenir accidentes, porque viendo la nueva ley, puede ser espectacular a la par que contradictoria, claro.

Cuando uno lee la noticia de un suceso en las páginas de los periódicos, a veces se pregunta por el grado de conciencia del delincuente; yo cada vez me pregunto más sobre el grado de conciencia de las personas que hacen las leyes.

Algún día, más pronto que tarde espero, saldremos de esta crisis económica… pero habrá que ir preparándose para lo que nos espera.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/49508

Realidad virtual

Uno de los libros que he escrito y espero publicar algún día trata sobre el concepto de la realidad virtual. A menudo se diferencia entre ‘realidad virtual’ (cuando uno se refiere a cualquier cosa relacionada con Internet y los diferentes submundos) y la realidad como tal.

Es de lo más interesante, pues si partimos de la base de que todo el mundo miente, casi siempre, en casi todas las circunstancias que sean necesarias para un beneficio propio; cuando uno busca una pareja (“busco a mi media naranja” en lugar de “quiero follar gratis al menos una vez cada semana”), la amistad (“estoy ampliando mi círculo de amistades” en lugar de “estoy más solo que la una”), la familia (“cuánto te echaba de menos” en lugar de “estoy aquí porque es Navidad y me obligan”) o el trabajo (“busco un trabajo más adecuado a mi perfil” en lugar de “me han echado a la puta calle, a mí y a mi perfil”).

El día que consiga publicar este libro, se asombrarán propios extraños de lo ridículos que podemos llegar a ser –tod@s-, especialmente por aquél viejo mito de que en Internet se miente más, dando por hecho que en la ‘realidad’ ya se miente, claro.

Quizás es cierto que así ocurrió a finales de los 90, cuando Internet era una novedad en España, pero hoy en día, es todo lo contrario.

Seguramente en la Prehistoria alguien lo dudó, pero un día comenzamos a andar sobre dos piernas. Después comenzamos a comer con cubiertos en lugar de las manos. Hoy, esas mismas manos sirven para comunicarnos mucho más allá de lo que alcanzaban las señales de humo de entonces, y quién sabe qué será lo próximo; auque mucha gente siga pensando que no seguiremos evolucionando.

Después de más de una década de estudios, experiencias y estadísticas al respecto, y especialmente ahora en época de crisis y depresiones generalizadas, Internet es posiblemente uno de los mayores puentes de comunicación que esa ‘realidad’ física constantemente nos bloquea. ¿Cuántas veces hemos querido acercarnos a alguien que estaba sol@ en la mesa de un bar para simplemente hablar, y no lo hemos hecho? ¿Por qué en Internet resulta más fácil?

Y lo más importante: ¿Por qué existe, a menudo, esa necesidad de mentir? ¿Es sólo algo que ocurre en Internet, o también en ‘la vida real’?

Lo dicho, cuando publique el libro, os cuento más detalles :-)

PD: Estoy seleccionando a la editorial idónea para el tema en cuestión. Si crees que la tuya es la mejor, no dudes en ponerte en contacto conmigo, y si eso, ya te llamaré :-)

Después del olvido

Ríos que fluyen,
espejos que engañan,
lágrimas que escupen,
recuerdos de almohada.

Ana,
Por más que besemos las cruces
después del olvido siempre queda la nada.

Por fin se ha terminado el secuestro del atunero ‘Alakrana’. Ahora que los marineros están a salvo y de vuelta a España, es cuando ha desatado la enésima bronca entre los políticos del Gobierno y la oposición.

No voy a posicionarme en ninguno de los dos bandos, porque creo que ambos se han equivocado; el Gobierno por haber tardado tanto tiempo en solucionar el problema por la vía rápida (la del dinero), y la oposición, en su línea, criticando cualquier cosa que haga Zapatero o cualquier miembro de su partido.

Ayer se conoció que la Fiscalía de la Audiencia Nacional investigará el rescate del atunero, y será entonces cuando se determinen las posibles responsabilidades. Hasta entonces, resulta un poco triste comprobar como, una vez más, tanto el Gobierno como la oposición se enfrentan a costa de los diferentes conflictos, en lugar de unirse y luchar contra ellos con más fuerza.

Durante un mes y medio hemos tenido a 36 españoles secuestrados, y con ellos a todos sus familiares. Si la única solución era pagar un rescate, se paga. ¿Ahora hay quién trata, de forma demagógica, cuestionar de dónde sale ese dinero? ¿Acaso alguien cree que una sola de esas vidas valía menos que esa cantidad de dinero?

Pero lo más gracioso de todo es que en las próximas elecciones, mientras todos y cada uno de los partidos políticos echen mano de ese mismo saco de dinero para costear sus campañas publicitarias, ninguno de ellos se preguntará de dónde sale ese dinero… ni mucho menos, de cuánto se trata.

Por cierto, ahora que se especula con la opción de navegar con militares a bordo para evitar este tipo de secuestros, todavía hay quién se lleva las manos a la cabeza con semejante idea… y algunas de esas personas son las que nos llevaron a la conquista de Perejil hace unos años, una de las tantas vergüenzas internacionales del gobierno de Aznar.

¿Entonces qué hacemos, nos arriesgamos a sufrir más secuestros y no llevamos a militares, o seguimos criticando el dinero que cuesten los futuros rescates?

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/49290

Existen personas, aunque en peligro de extinción, que llegan a final de mes con 1.000 euros. Y estoy hablando de personas con cargas familiares (hijos, personas mayores a su cargo, parejas sentimentales, etc). Mientras que esa clase de personas, conocida como clase media o baja, consigue sobrevivir un mes, la denominada clase alta es capaz de gastarse ese dinero –y más- en una sola mañana de compras en boutiques, una propina en la mejor marisquería o, como por ejemplo en Cataluña, en dos traductores. Hasta ahí, podría ser razonable, el problema llega cuando el idioma a traducir era… ¡del castellano al catalán!

La verdad, sigo sin comprender aquello del bilingüismo en Cataluña que venden sus políticos. Y que conste que me esfuerzo en entenderlo, pero resulta complicado cuando a día de hoy, aún siguen multando a los comercios que rotulan su negocio en castellano. Si una comunidad, nación, o país tiene dos lenguas oficiales, ¿para qué es necesario un traductor que además cuesta 1.000 euros?

La ridícula excusa esta vez ha sido que los visitantes nicaragüenses son de la etnia miskito, su lengua habitual y no el castellano. Ésa ha sido su defensa a ultranza, justificando la necesidad de contratar a un traductor del castellano al catalán, después apuraron el café o cígalo (carajillo) y se quedaron tan felices. Que digo yo, desde mi más profunda ignorancia acerca del miskito, si el castellano no es la lengua habitual de estos señores, ¿por qué no se contrató entonces a un traductor del miskito?

Hay cosas que son incomprensibles, aunque todavía es más difícil de entender que este tipo de despropósitos sigan ocurriendo, de la mano de unos políticos que se supone son los responsables de gestionar toda nuestra vida: se encargan de la economía, y así nos va; se encargan de la salud, y que alguien se atreva a afirmar –y demostrar- que la Sanidad Pública está en perfectas condiciones; hasta se han propuesto perseguir y multar a los hombres que contraten prostitutas, en lugar de perseguir a las mafias organizadas, o disponer de su trabajo y recetarlas –con sueldo y alta en la Seguridad Social, por supuesto- en los consultorios médicos para aliviar la ansiedad sexual de casos imposibles, como el Ibuprofeno que receta el médico de cabecera para el dolor de cabeza.

Pero bromas aparte, lo que para los independentistas catalanes ha sido algo de lo más normal -todavía siguen defendiendo la necesidad de aquellos traductores-, para la opinión pública es un escándalo. Y lo más escandaloso, si cabe, es el posterior ejercicio de hipocresía que se realizó unas horas después: la presentación de Johan Cruyff como nuevo entrenador de la selección catalana de fútbol.

Sí señor. Ahí estaban todos, algunos independentistas en primera fila, sonriendo y aplaudiendo a Johan, al que tengo todo el respeto del mundo. Y desde ese momento, es además mi héroe, porque ha conseguido decir públicamente, con un eufemismo, que no habla catalán porque no le sale de las narices. Y después de eso, todos los políticos ahí presentes le aplaudían, mostraban su satisfacción por el fichaje y argumentaban que daría mayor proyección internacional a Cataluña. Pero nadie, absolutamente ningún político, ha tenido valor de decir lo que realmente piensan, que ese señor no habla catalán después de los años que lleva viviendo en Cataluña. Pero es Cruyff; Johan Cruyff. Y el que se atreviera a decir algo en contra de su figura en un día tan especial, tenía un alto riesgo de meter la pata.

Como lo ha hecho Sala i Martin, directivo del Barça. Su error no ha sido criticar a Johan Cruyff ni tampoco escoger una americana clásica, no. Su error ha sido decir que los españoles somos cazurros. Pero debo reconocer, por una vez y sin que sirva de precedente, que tiene toda la razón del mundo: sólo personas con la mentalidad de Sala i Martin son capaces de insultarse a sí mismos, si tienen a bien mirar la nacionalidad que figura en su documento nacional de identidad.

Lo demás son sueños, y como decía aquél… los sueños, sueños son.


http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/49058

¡Todos a la huelga!

Esta semana un nuevo despropósito ha llegado en las últimas horas a la primera página de la actualidad social: El Gobierno modifica la conocida como ‘Ley Beckham’. Desde ahora, los escándalos de corrupción, los problemas internos y públicos del PP, los 10.000 despidos que General Motors tiene previsto suprimir en Europa, o el incesante incremento del paro, van a pasar a segundo plano… porque la LFP, bajo amenaza de huelga por parte de su presidente, José Luis Astiazarán, está en contra de la modificación de dicha ley.

Una ley, por cierto, que durante el día de ayer todas las personas que estaban a favor de la modificación, trataban de justificar las consecuencias que tendrá en los jugadores extranjeros a partir del 2010, partiendo de la base que esa ley se creó para el beneficio fiscal de los científicos y para el de los jugadores profesionales de fútbol. Y claro, todos sabemos que ‘Beckham’ es el afamado científico encargado de descubrir la cura del cáncer, la esclerosis múltiple y otras tantas enfermedades incurables.

La medida que ha tomado el Gobierno parece lógica, teniendo en cuenta que muchos de los jugadores extranjeros de fútbol cobran en un año lo que un trabajador de clase media no cobrará en su vida –y encima son los primeros en poner el grito en el cielo-, deberían pagar los impuestos exactamente igual que un jugador de fútbol español. No se entiende el motivo por el cuál existía esta discriminación hasta ahora. Bueno, sí, era un apetitoso dulce económico que ayudó a traer a ‘galácticos’ a nuestro fútbol y ahora se han quedado sin la gallina de los huevos de oro. Resulta algo desconcertante escuchar a Joan Laporta, presidente del Barça, dejar el discurso del éxito de los jugadores de la casa para, ahora que le interesa más esto, apoyar al presidente de la LFP.

Por si no fuera bastante vergonzoso comprobar la polémica que se ha creado entorno a la figura de una persona que, en el peor de los casos tendrá que pagar unos dos millones de euros de más pero seguirá disponiendo de casi diez más al año, tener que escuchar al Sr. Astiazarán amenazar con una huelga, en la que por cierto tendríamos que conocer la opinión de los jugadores nacionales, resulta indignante.

Y resulta indignante porque, como decía anteriormente, hay millones de personas en paro, o con dificultades para llegar a final de mes. Personas, por cierto, que generan una parte importante de los beneficios del fútbol (¿Quién compra las entradas de los partidos, la prensa deportiva diaria y todo el merchandising?), y amenazar con una huelga de ese modo, en medio de una de las peores crisis que se recuerdan, única y exclusivamente para seguir ganando aún más dinero, me parece muy poco ético.

Aunque el Sr. Astiarazán tiene razón, hay que ir a la huelga. Pero una huelga por parte de los aficionados, que como protesta, deberíamos organizar un apagón televisivo este fin de semana, no comprar un solo periódico deportivo el próximo lunes… ni hasta que este señor pida disculpas públicas por su falta de delicadeza. Tal vez de ese modo, sea el propio presidente de la LFP el que vote a favor de la modificación de la ‘Ley Beckham’, porque a partir de entonces el problema de que no vengan extranjeros a nuestra liga no será por diferencias económicas, si no por la falta de interés de la afición española.

“Es esencial hacerse preguntas continuamente”
Yolanda Domínguez, artista

La vida del artista a menudo está relacionada con la incomprensión de su entorno más cercano. El arte es la perfección de la naturaleza. La naturaleza hizo un mundo y el arte otro, eso dijo Sir Thomas Browne. Y tiene razón. A lo largo de la historia hemos comprobado que los artistas se mueven por una necesidad vital de comprender el mundo que les rodea, aunque eso signifique muchas veces pasar hambre para poder expresarse, para tratar de cambiar el mundo a su manera. Algunos como Platón estaban convencidos que para ser artista era necesario padecer una cierta locura divina, quizás como la que llevó a Van Gogh a cortarse una oreja. Tal vez por eso cuando descubrí que detrás de un cartel publicitario pegado en las calles de Madrid: ‘Chica joven y con buena presencia se ofrece para:’ en el que una mujer se ofrecía a ser la mujer “perfecta” (tareas de hogar, niños, sexo, belleza… e incluso aguantar algunas humillaciones), se encontraba una artista donde mucha gente pensaba que había una prostituta, comprendí que estaba ante una nueva forma de hacer arte, lo que ella ha bautizado como ‘Living’.

Yolanda Domínguez, que realizó Bellas Artes, Master en Arte y actualmente es profesora de Creatividad en EFTI me cita en el Starbucks de Callao. Con un zumo y un café comenzamos nuestra interesante conversación.


Eduardo Cassano / SIGLO XXI

¿Cómo empezó esta iniciativa?

Descubro situaciones similares de mujeres de mi entorno que me conmueven y me incitan a hacer algo. Me interesa la figura femenina, es la base de mi trabajo, y hablo de situaciones y comportamientos que nos han sido impuestos durante muchos siglos de historia y sobre los que tenemos que reflexionar.

¿Qué tipo de reacciones te has encontrado?

¡De todo!... desde personas que se han reído y han guardado el cartel para mostrarlo porque les ha parecido muy gracioso, otras que creían que el anuncia era real, hasta personas que se han escandalizado o se lo han tomado mal.

Como por ejemplo…

Me han llegado propuestas reales de hombres que querían conocerme y me citaban sus bienes o me pedían una foto, también mujeres que querían que les pasara los contactos de esos hombres que me escribían. Algunas comentaban que ya hacían todo eso sin pedir nada a cambio, también había personas que no se sentían identificadas y otras que directamente me insultaban.

¿Qué clase de insultos?


La mayoría obscenos, pero tengo que decir que el que me pareció más creativo fue el de “feminazi” (risas).

¿Te consideras feminista?


Sólo soy una persona que intenta comprender cosas sobre sí misma, en este caso como soy una mujer debo partir de esa base. Si intentar comprender el mundo femenino y hacerse preguntas sobre él se considera feminista... no me importa que me lo llamen. Pero entonces ¿deberían llamar “machista” a un hombre que habla sobre otros hombres?, creo que no están bien utilizadas esas definiciones.

¿Crees que el anuncio de tu acción ha escandalizado?

Sí, creo que por la crudeza del anuncio. Muchas veces no nos damos cuenta de lo escandaloso que es algo cuando está integrado en el comportamiento normal y cotidiano, y al sacarlo de contexto vemos otra perspectiva que nos hace percibir otras cosas.

¿Te esperabas esta difusión?


Para nada… ¡en realidad los carteles duraron 24 horas! (¡el servicio de limpieza de Madrid funciona de maravilla!). Yo esperaba recibir algunos mensajes pero quizás ha sido el enfoque que le han dado los medios de comunicación lo que ha generado el morbo acerca de esta acción. La idea era crear un debate en torno al factor económico en las relaciones entre un hombre y una mujer para que cada uno saque su conclusión, no hacer una campaña a favor o en contra de nada.

¿Qué enfoque consideras que se le ha dado?


Se han centrado mucho en mi persona en lugar de la reflexión sobre el tema. Cuando me vi en la televisión hablando en primer plano con un rótulo debajo que decía en mayúsculas ‘SONRÍO Y AGUANTO HUMILLACIONES' ¡me quería morir! (risas)… Mi madre me llamó preocupadísima y tuve que tranquilizarla (más risas). Desde entonces ya no me creo casi nada de lo que veo en televisión.

Sin embargo no es la primera vez que haces algo parecido…

No, llevo más de un año haciendo este tipo de acciones porque me parecen una forma de acercar el arte a la gente de a pie, porque muchas veces el arte se mueve por circuitos muy herméticos y no llega a todo el mundo.

¿Qué tal te fueron las otras acciones que hiciste?

La primera fue sobre una figura que tiene mucha influencia en la educación femenina, que es la figura de las princesas (observad todos los anuncios de juguetes para niñas ahora que llega la Navidad). Considero que esta figura está totalmente obsoleta en la sociedad actual. En esta acción un grupo de actrices salieron a la calle a vender los objetos de los cuentos en el ‘top manta’ a los transeúntes que pasaban como forma de deshacerse de ellos y emprender una nueva vida.

Fue como un acto simbólico de devolver a la sociedad algo de lo que nos ha impuesto.

Aquí me di cuenta del efecto de la acción en la gente que se la encontraba que no sabía si era real o no, que compraba los objetos, que se quedaba en la retina con la imagen de la princesa que vende sus cosas y me pareció maravilloso ese punto en que el espectador se mete en la escena y participa en ello. Por eso lo llamé “living”, porque es una experiencia que se vive y que puede formar parte de la realidad.

¿Qué tal te fue entonces con los medios de comunicación?

Aquella acción no trascendió porque no apareció en los medios. Pero también supongo que un tema que se relaciona con la prostitución es más impactante, o por lo menos genera más morbo en la sociedad.

¿Cómo se te ocurrió hacer estas acciones?

Buscando nuevas formas de llegar a la gente, no siempre a través de los canales que ya están establecidos. Me interesa este punto del arte que se encuentra entre la realidad y la ficción, porque el espectador es libre de sentir sin la imposición de un rol de estar en una galería o en otro tipo de evento artístico. Además creo que el artista debe utilizar los lenguajes de su época.

¿Qué significa para ti el arte?

Para mí el arte una forma de cambiar el mundo, como lo intentan otras personas desde otros ámbitos. Siempre he defendido la idea del artista como “estimulador cultural”, que plantea preguntas y genera debates, más que alguien que haga cosas 'bonitas' para el deleite estético.

Desde las afirmaciones o negaciones uno no puede avanzar, se detiene. Cuando uno plantea una pregunta le da al espectador la oportunidad de elegir, y de moverse. Por eso creo que es esencial hacerse preguntas continuamente.

¿Tienes previstas más acciones?

Sí, tenía previstos varios “living” más, pero después de comprobar el impacto de ‘Chica joven y con buena presencia se ofrece para:’, voy a tener que seleccionar muy bien las próximas que haga. Pero estoy contenta por el debate que se ha generado entorno a esta cuestión y que se haya hablado de ello.



Blog de Yolanda Domínguez: http://yolandadominguez.blogspot.com

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/48719

En el último año, una de las frases que más he escuchado es que en tiempos de crisis se agudiza el ingenio. Se dice que éste es un mal momento económico, pero también una gran oportunidad para ofrecer nuevas ideas, usar la creatividad y cambiar algunos modelos que nos han llevado a esta crisis.

Muchas familias están preocupadas por el paro (un importante porcentaje de ellas no tienen a ningún miembro trabajando), pero yo los fines de semana sigo viendo llenos los bares y las calles, y las personas que se quedan en casa se enganchan a algunos programas de televisión que aumentan su audiencia, y alardean que ofrecen una realidad social tan clara y directa que la gente se identifica con ellos. Es decir, ante una situación problemática, uno sale para disfrutar un poco y olvidarse de los problemas, o se queda en casa viendo la televisión en lugar de buscar soluciones más eficaces.

El gran problema no es la crisis económica –ojalá-, sino la crisis social, educativa y cultural que no se cultivó en época de bonanza, cuando todo iba bien y nadie pensaba en el futuro. Hace años no se conocían palabras como ‘bullying’, ni nadie ponía el grito en el cielo con la violencia de los menores. Hoy, sin embargo, todo ello forma parte de nuestra actualidad más cruel, heredada del pasado y –lo que es peor- no se está corrigiendo, por lo que el futuro puede ser todavía peor.

¿Acaso alguien entiende por qué un menor –que ahora a los 14 años ya piensa como un adulto- puede asesinar a una persona salir a la calle en ‘cuatro días’? ¿Acaso alguien entiende cómo se pueden ofrecer ayudas económicas a personas en paro, que durante ese año han agotado el paro, y no a las personas que no han podido cobrarlo ni tampoco encontrar un trabajo digno? ¿Y, para más cachondeo, por qué esa misma ayuda ahora se ofrece también a las personas que están en paro y viven con sus padres? Yo pensaba que si uno vive solo y está en paro, tiene una hipoteca o alquiler que pagar a final de mes, esa ayuda le urge más a alguien que vive en casa de sus padres.

Como decía antes, aunque parezca una locura lo que digo, la verdadera crisis está dentro de nosotros mismos, desde hace ya algunos años, y la crisis económica debería hacernos reflexionar; hacernos preguntas del cómo, cuándo dónde y por qué. Mientras nos conformemos con afirmar o negar las cosas, nada cambiará.

Hasta para robar, a los políticos y empresarios les falta creatividad. Los regalos y contratos de Valencia, el desfalco de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música, o ahora el nuevo caso de corrupción de Santa Coloma en Cataluña, que en las últimas horas ha salpicado también a Madrid, están hechos a la antigua usanza. Sólo en Marbella hace unos años, con el dinero que salía del ayuntamiento en bolsas de basura, se produjo un atisbo de creatividad.

Aunque para original, Jordi Pujol, el que fue presidente de la Generalitat de Cataluña durante 23 años. Ayer afirmó que era un peligro remover la financiación de los partidos políticos porque todos saldrían mal parados. Es decir, sabe algo. Conoce casos de corrupción que se ha callado, y sólo Joan Puigcercós (ERC) reclamó a Pujol que debería tirar de la manta. Francamente, eso sí que sería original, que un líder político, presuntamente salpicado por casos de corrupción, por una vez tirase de su propia manta tan fuerte, que en lugar de abrigarse de la cárcel, le cayera al suelo con todo el peso de la justicia junto a su honorabilidad y vergüenza.

En realidad para crear no hacen falta muchos medios, a veces incluso basta con la palabra, con una simple declaración como la que ha hecho recientemente el presentador de televisión J.J. Vázquez: “No hago telebasura, sino neorrealismo de TV”. Y después de decir eso se debió quedar tan feliz. Aunque es su forma de verlo, no deja de ser original la expresión que utiliza… por lo menos provoca risa. Una triste y lamentable sonrisa.

No obstante, es gratificante descubrir verdaderos ejercicios de creatividad, como los nuevos inventos que se han presentado en el Salón Internacional de Seguridad Vial y Equipamiento de Carreteras, en la feria de Madrid. Se trata de un badén inteligente, que disminuye los daños en la amortiguación de los vehículos y solo supone un obstáculo para los automóviles que no circulan a la velocidad autorizada. Otros inventos son el guardarraíl capaz de absorber el impacto de un autobús y de salvar la vida a un motorista, radares indetectables, bolardos de goma y antiterroristas, farolas de fibra de vidrio...

Estos son algunos ejemplos de la creatividad que necesitamos en la sociedad, y no lo que la nueva corriente filosófica de televisión pretende vendernos en forma de tarro de mermelada caducada.

Aunque para mí, el mejor ejercicio de creatividad que recuerdo haber visto en mi vida lo conté aquí mismo hace una semana: Yolanda Domínguez, la chica que empapeló Madrid con carteles en los que una chica se ofrecía a dar toda clase de servicios domésticos y sexuales, además de aguantar humillaciones.

Con un ordenador, unas hojas de papel y tinta, además de mucho ingenio, Yolanda Domínguez consiguió llamar la atención de la sociedad y los medios de comunicación; hizo reflexionar a muchas personas sobre el factor económico en las relaciones interpersonales y de qué manera influye en los roles de cada uno.

Por supuesto, no le faltaron ofertas, serias y formales, para contratar sus servicios sexuales por parte de hombres adinerados y sin escrúpulos. Pero ya lo dijo el Caballero de Bruix: Para amasar una fortuna no se requiere ingenio, lo que es preciso es carecer de delicadeza.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/48544

En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre la prostitución en España. Todo empezó con la publicación de unas fotografías del periódico El País. Un periódico que, por cierto, publica diariamente anuncios en su sección de contactos donde se ofrecen diferentes prostitutas. ¿Acaso no resulta un poco hipócrita esto?

Pero ese es otro debate, un debate que no termina nunca de realizarse ni parece tener fin. Hoy quiero contar otro tipo de prostitución, que sin tener tanta presencia en los medios de comunicación, es tan preocupante –o aun mas- de la que estamos acostumbrados. Se trata de la prostitución ‘casera’, es decir, chicas a menudo jóvenes, que buscan cierto nivel de vida aprovechando su físico. Y ahora también, mujeres maduras, casadas o separadas, se apuntan a este tipo de prostitución encubierta para poder pagar las facturas a final de mes, o lo que es peor, potenciar la ‘cultura’ de que con el cuerpo se consigue todo.

Pero la principal protagonista de esta columna es, sin duda, Yolanda. Una chica que ha empapelado la ciudad de Madrid con carteles, con un titular tan sugerente y provocativo como: Chica con buena presencia se ofrece para lucir sonrisa y aguantar humillaciones.

No he tenido la oportunidad de encontrar uno de esos carteles, pero he conocido la noticia a través de un medio de comunicación y me ha parecido, sencillamente, genial. Me ha parecido genial porque, aparentemente, se trata de una persona de la calle, alejada de los montajes a los que a veces recurren algunos programas de televisión. Me ha parecido admirable que una chica joven, que probablemente conozca este tema de cerca, haya tenido la valentía de pegar los 100 carteles ella sola, y llamar la atención de los medios de comunicación que se han hecho eco, por fin, para conocer que hay otro tipo de prostitución de la que no se habla.

Ahí afuera, lejos de las calles, de los anuncios de los periódicos e incluso de Internet, existe una prostitución aun peor; la que se realiza, no por necesidades económicas, sino a menudo por caprichos, de una prostitución inducida por los programas de televisión –la famosa telebasura- que encumbra a las chicas mas ‘guapas’ o glamorosas, e ignora por completo el talento. El resultado no puede ser otro que, como sucede, muchas chicas jóvenes traten de ser famosas, y cuando no lo consiguen, aprovechen su físico para ser famosas, y sino lo consiguen, lograr bienes materiales que mantengan alta su autoestima.

Hoy en día, cuando en plena crisis el poker se ha convertido en un juego popular, resulta que hay chicas que ofrecen show eróticos a través de las webcams a cambio de fichas, que, para más tristeza, son de mentira, es decir, no se cambian por euros. Esto está ocurriendo en algunas redes sociales, en lo que considero un claro avance de la prostitución de semi-lujo (las muchachas, que no pasan hambre, que quieren ser ricas únicamente a cambio de su cuerpo), a la prostitución-ludopática; lo que esta pasando ahora mismo, en plena época de crisis, cuando algunas mujeres deciden ofrecer sus cuerpos, vía webcam, a cambio de unas fichas que, para colmo, ni siquiera son reales…

Moraleja: Cuando se habla de la prostitución, miramos hacia otro lado si no nos toca de cerca. Si se habla mucho de la prostitución, tenemos una opinión mas negativa que positiva, sin tener en cuenta la situación de las mujeres (en términos de psicología se conoce como EMPATIA). Y si no fuera poco, mientras se ‘olvida’ y se deja a un lado este tema, se esta contribuyendo a un problema aun mayor, como es la ‘prostitución casera’, porque mientras el Gobierno y la oposición mira en las calles, la sociedad se crece en las esquinas de algunos canales de televisión.

http://www.diariosigloxxi.com:80/texto-diario/mostrar/48275

Un país de pandereta

Aprovechando la visita de Zapatero al nuevo premio Nobel de la Paz (es curioso que se lo hayan dado al presidente de un país que sigue inmerso en una guerra… ¿no había otra persona que lo mereciera más?), me puse a reflexionar sobre alguna de las diferencias que hay entre España y Estados Unidos, en cuanto a materia social, porque al parecer ellos ya se encargaron de hablar de otros temas, supuestamente más importantes.

Mientras aquí pagamos cada mes una parte de nuestra nómina en concepto de Seguridad Social (lo que nos da acceso a la Sanidad Pública y ¿futuras pensiones?), en Estados Unidos sólo existe la Sanidad Privada, cuyo coste no es precisamente económico si uno no contrata antes un seguro. Dicho así, parece que nosotros estamos en mejor posición que los americanos, pero si se hiciera una encuesta en España acerca del grado de satisfacción de la Sanidad Pública (listas de espera, urgencias, “hay que no era la pierna derecha sino el brazo izquierdo”, etc), y respondiera el 100% de la población, estoy seguro que el porcentaje sería considerablemente bajo.

¿Acaso los trabajadores y empresarios no estaríamos más satisfechos cobrando en efectivo lo que pagamos a la Seguridad Social en la nómina de cada mes? Con una pequeña parte de esos nuevos ingresos, tendríamos suficiente para pagar un buen seguro privado, y aún llegaríamos un poco mejor a fin de mes.

Por otra parte, mientras en Estados Unidos están organizados con los últimos avances de la tecnología para controlar a los delincuentes (ahora que se acerca la fiesta de Halloween, tienen detectados a todos los delincuentes sexuales, información que pueden consultar cualquier padre para proteger a su hijo y evitar que pida caramelos en alguno de esos domicilios. Además, los delincuentes tienen prohibido salir esa noche a la calle, bajo estrictos controles de la policía), en España los delincuentes se toman a broma a la policía, cada vez más, que es lo realmente preocupante. Y sino, sirva como ejemplo que un delincuente que ha sido detenido en múltiples ocasiones sabe que quedará en libertad si el robo no supera los 400 €, o que un menor pueda asesinar tranquilamente, sin importar su grado de consciencia ni la brutalidad de sus actos, que sólo pasará un tiempo en un centro de menores y poco más. No hace falta recordar el reciente y trágico desenlace de Marta del Castillo, cuyo cuerpo aún hoy no ha sido encontrado, y los culpables siguen burlándose de la ley ahora también en los juzgados.

Para colmo, esta semana tenemos otra noticia que pone en evidencia la absoluta incoherencia del Gobierno de nuestro país: El Congreso aprueba la ayuda de 420 euros para los parados que vivan con sus padres.

Cuando leo esto, pienso que tal vez esa ayuda sea más necesaria a las personas con dificultades económicas que ya están independizadas (con lo que eso cuesta hoy en día, sea de alquiler o con hipoteca), y no a muchos jóvenes que ni trabajan ni quieren hacerlo, o trabajan y destinan sus ingresos en fiestas, drogas y caprichos innecesarios, pero aún así ahora se aprovecharán ahora de esa ayuda. Porque inicialmente dicha ayuda era para los parados que habían gastado su paro durante este año… es decir, ya entonces las personas que llevan todo el año buscando trabajo -o trabajando temporalmente en diferentes empresas- sin haber podido cobrar el paro durante el 2009 no pueden acceder a la ayuda, pero sí los que llevan un año cobrando de la sopa boba, viendo desde el sofá de su casa la televisión, alimentando la audiencia de una pandilla de analfabetos (¿m’entiendes?) aún peores que ellos, cómo ganan millones gracias a su aburrimiento.

Si es que por algo siempre hemos sido un país de pandereta… con la derecha, con la izquierda, o tocándonos las narices a dos manos.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/48033

El poder de la libertad

Tarde o temprano, en la vida hay que escoger entre el poder o la libertad. El poder trae consigo a muchos amigos, pero superficiales, mientras que la libertad viene acompañada de la soledad; la soledad, no obstante, suele ser la más estable de las relaciones.

Se lo escuché decir a Pedro Ruíz...

Mi Aleph

Caminé y caminé; tropecé, y sin darme cuenta la realidad me abrió su abanico de marionetas y me horroricé.

Veo las cosas que todos ven a diario pero nadie observa; escucho las mismas mentiras que otros se empeñan en aceptar como calmantes sin química… gracias al Aleph olvido antes de conocer, antes que los demás.

PD: EL Aleph no es sólo una canción de Nena Daconte…

¿Quién eres?

Un día me preguntaste quién soy, buscando en mí tu respuesta. Hoy, después de volver a ver la película ‘Ejecutivo agresivo’, este diálogo me ha recordado a ti:

- "¿Quién eres?"
- "Bueno... soy ayudante del gerente de una gran empresa de productos para mascotas."
- "Dave, no quiero que nos cuentes lo que haces, explícanos quién eres."
- "Oh, de acuerdo.. soy un buen tio y... me gusta jugar al tenis de vez en cuando..."
- "No nos interesan tus aficiones Dave, es más sencillo: dinos quién eres."
(...)
- "Yo sólo soy una persona tranquila y pacífica; a lo mejor soy un poco indeciso algunas veces..."
- "Dave, tu hablas de tu personalidad... yo quiero saber quién eres."

Sufrir y gozar

Tal día como hoy me tiré a la piscina, pero estaba vacía; te bebiste toda el agua creyendo que era cerveza y ni siquiera decidiste compartirla. Después te tomaste todos mis caramelos Smint creyendo que eran otro tipo de pastillas, y lo curioso fue ver cómo te hicieron el efecto que esperabas.

Cuando quise darme cuenta habían pasado los suficientes años para entender que debía revisar mi proyecto de vida. Me olvidé de tu nombre, jamás te quise (sólo por despecho) y nunca pude recuperar el manual de la buena conducta que olvidé, a propósito, en tu casa.

Y mientras tú, tan bonita como siempre, le regalas cada día una sonrisa al mundo que tanto odías, yo decidí dejar de sufrir, y gozar cada instante aunque fuera incomprendido y rechazado. Fue en aquel momento cuando descubrí que las personas que iban a compartir mi vida debían ser parecidas a mí, y no parecidas a como se suponía que tenía que aparentar yo.

Pero, sinceramente, resultó ser poco práctico. Jamás entendí a los hombres que maltratan físicamente a sus parejas, ni a éstas, al volver con ellos cuando decían estar arrepentidos. Nunca entendí por qué se mantiene una relación cuando ambas partes saben que ha terminado, ni la fidelidad a la infidelidad, o buscar en otros la libertad que está en uno mismo. Tampoco comprenderé nunca por qué entender es un agujero negro ni, por supuesto, a las mujeres que se transforman a sí mismas un sábado por la noche y no entienden al día siguiente por qué los chicos se marchaban al despertar.

Siempre me entristeció la falta de valores que encontré en el camino. Nunca fui capaz de entender cómo para estar cerca de alguien era imprescindible alejarse, la imperiosa necesidad de coleccionar a las personas como cromos, o que para conocer a alguien había que ser antes su amigo. Me he preguntado muchas veces qué habría sido de nosotros si hubieras aceptado mis pétalos de rosa aquella primavera en la que todavía no me dolía tanto la cabeza. Creo que ahora es cuando, y te reirás tanto como decías, debería estar buscando tu tarjeta. La ironía, sin embargo, será cuando yo me ría tanto cuando tú llores mi ausencia.

Me acostumbré a los fracasos emocionales, pero no aceptaré nunca la hipocresía ni la indiferencia; quién se engaña a sí mismo tiene un problema, pero quien además cree tener la razón, tiene dos problemas.

Me gustó fotografiarte; siempre dije que tu mirada era transparente. Cuando ahora veo las fotografías sólo me arrepiento de haberme equivocado. Para poder gozar también hay que saber sufrir. Y aunque para sufrir basta con uno mismo, ¿quién prefiere estar sin sufrir ni gozar?

Sabes que el día menos pensado la vida cambia, e inmediatamente pasas de estar feliz a triste, o al contrario. Es muy agradable ver cómo te acompañan en la alegría, pero cuando te encuentras solo en la tristeza te sientes vacío. Y te haces preguntas:

¿Por qué te echo de menos? ¿Cuándo encontraré mi camino? ¿Fichará el Barça a Villa?

He conseguido olvidar tu adolecencia de Peter Pan y quitarle importancia a las llantas de tu coche. Disfruto con las arrugas del atardecer de Madrid, y con Puccini encuentro la tranquilidad que me negaban tus cicatrices. Hoy sólo espero encontrar algo sorprendente, pues me he cansado de la rutina de la normalidad.

Cuando casi te doy la razón al seguir tu ejemplo, encontré un nuevo camino. Al final de ese camino me preguntarán si he querido lo suficiente, y al abrir mi corazón los demás se sorprenderán.

Eclipse




Se quejaba el Sol de que nunca podía quedar con la Luna. Ésta, argumentando motivos laborales, nunca podía coincidir con él.

Él, que era un romántico, se despertaba a primera hora para ofrecerle su mejor perfil y, por si la Luna se lo perdía, repetía el acto antes de salir del trabajo para tratar de seducirla. Era justo en ese momento cuando pretendía quedar con ella, tomar algo y contarse sus cosas... pero ella, inflexible, se debía a un horario y fichaba puntualmente en su puesto de trabajo.

Ella, que sabía del interés del Sol, a cambio le ofrecía cada noche su mejor cara... pero él casi siempre se quedaba dormido.

Estuvieron coqueteando y decepcionándose durante varios años, pero ninguno de los dos perdió nunca la sonrisa y la esperanza de encontrarse; sabían que tarde o temprano llegaría su momento, pues estaban hechos el uno para el otro y se necesitaban.

Y así fue, cuando un día el Sol decidió pedirle formalmente una cita a la Luna. Ella, encantada, consultó la agenda y accedió.

Pasó un tiempo hasta que lograron planear el encuentro. Ambos estaban muy nerviosos y sabían que disponían de poco tiempo:

"¿Y si no le gusto?" - Pensaba la Luna
"¿Fichará Villa por el Barça?" - Pensaba el Sol

Finalmente llego el día. Ambos se encontraron, por fin, y mientras la Luna esperaba una escena de seducción, se encontró a un Sol desesperado. Ella, sin embargo, accedió a sus proposiciones para limpiar las telarañas, pero al cabo de dos minutos, y sin darse cuenta, vio alejarse al Sol entre pañuelos pidiéndole a gritos su Facebook.

Él, contento y relajado, se fue a dormir. Ella, que se sentía triste y utilizada, encima tuvo que trabajar.

No se volvieron a ver hasta pasados unos años... los suficientes para olvidar lo que pasó entonces y volver a repetir la experiencia.

Sé que después de mí hubo otros, y lo sé porque tengo información de primera mano.

Sé que intentaste volver, por necesidad o melancolía, a unos brazos que ya no te pertenecen. Por suerte o por desgracia para ambos, esos brazos te conocían mejor que yo, cuando tanto trabajo me costó a mí rechazarte.

Sé que después de mí conociste y te enamoraste fugazmente de un mirlo blanco que te salió rana; dichoso presente que no libera el pasado de tu cama ni el futuro de tu mente.

Y lo sé porque un día, en el Templo de Debod conocí a dos tipos solitarios, y tras varias cervezas hablamos de ti sin saberlo. Los tres, derrotados, compartimos esa clase de intimidades que sólo se explican a personas desconocidas. Fue curioso como después de varios detalles los tres nos observamos; el más rápido disparó tu nombre y los otros dos asentaron con la cabeza y, con una extraña sonrisa de incredulidad, lejos de profundizar en detalles decidimos pedir otra ronda.

Y mientras las parejas que había a nuestro alrededor se besaban y deseaban amor para toda la vida -pobres ilusos-, nosotros levantamos nuestras copas para brindar, entre risas y lágrimas, mientras contemplamos como lo único realmente eterno y hermoso desaparecía ante nuestros ojos, otra vez, como cada tarde.

Estados de ánimo

Te quiero, pero tú todavía no lo sabes.

Te quiero, aunque ni yo mismo sé lo que quiero.

Te quiero, pero somos amigos; si me declaro y me rechazas ya nada volverá a ser lo mismo. Por eso es preferible deprimirse entre la duda y el falso rechazo, aún creyéndose correspondido, manteniendo el contacto con una amistad que realmente no es tal, pero aparentemente es mejor que la realidad.

Me lanzo al vacío...

Me quieres, y yo todavía no me lo creo.

Me quieres, y de repente eres la mujer de mi vida y yo resulto ser el hombre de tu vida.

Nos queremos.

Nos amamos constantemente hasta darnos cuenta que lo único que tenemos en común es la necesidad de cariño.

Te quiero y me quieres,
pero sólo el tiempo es capaz de conseguir que olvidemos eso con una escalofriante facilidad.

Se han cumplido dos años desde la implantación del carné por puntos y las estadísticas dicen que ahora hay 1.500 muertos menos. Desde ayer, los conductores que no han perdido ningún punto durante este tiempo han sumado dos nuevos puntos en su carné a modo de premio. La pregunta que se hacen estos conductores es: ¿si no he perdido ningún punto hasta ahora, para qué quiero dos puntos extra?

El éxito del carné por puntos es un simple espejismo, porque la realidad de las carreteras es la misma de siempre. El problema no son las multas, ni los radares que uno puede detectar y disminuir la velocidad en ese tramo. El problema es que faltan medios y agentes para llevar a cabo controles más estrictos, porque adelantar a la velocidad máxima permitida en el tercer carril de una autopista es, aún hoy, una cuestión de máximo riesgo, cuando en cuestión de segundos tienes detrás a otro vehículo que va a una velocidad mayor que la tuya y encima no respeta la distancia de seguridad.

Por otra parte, resulta incomprensible ver a diario como todavía hay conductores que no se abrochan el cinturón de seguridad, ya no por la multa que puedan recibir, sino por su propia seguridad con tantas campañas de publicidad y estadísticas de fallecidos por ese detalle. De la misma forma que a diario se habla con el teléfono móvil mientras se conduce, sin caer en la cuenta que la precaución es lo primero, y si uno no piensa en su seguridad ni la de los demás, al menos en la de su propio bolsillo, pues instalando un sistema de manos libres le saldrá más barato que pagar la correspondiente multa.

Recuerdo que, entre las quejas y la incertidumbre hace dos años, se planteó la posibilidad de premiar a los buenos conductores con tickets de aparcamiento en la zona azul o similares. ¿Dónde se ha quedado aquella propuesta? Ése sí sería un buen premio. Si bien los infractores pagan las correspondientes multas, los buenos conductores deberían tener compensaciones económicas, y la de aparcar de forma gratuita en el centro de las ciudades durante cierto tiempo sería mucho mejor recibido que aumentar en dos puntos el saldo del carné. ¿Acaso la DGT, después de dos años de precaución, nos invita de un día para otro a cometer infracciones por valor de dos puntos?

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/45235

La cara de la cruz

Sólo faltaba la opinión de Zapatero, y ayer explicó, con el talante que le caracteriza y la obligatoria diplomacia del puesto, que no le parece correcto el precio que el Real Madrid ha pagado por Cristiano Ronaldo. Ni a él ni a muchos, máxime cuando está financiado por dinero de cajas y bancos que sin embargo no llega al ciudadano de a pie que realmente lo necesita.

Durante la última semana el asunto, que teóricamente es deportivo, ha dividido las opiniones de políticos, sociólogos y personas varias que trabajan en los medios de comunicación, dando mayor importancia a este hecho, en lugar de informar y exigir medidas para las personas que realmente más lo necesitan. ¿Acaso Cristiano Ronaldo, que ha costado 94 millones y que va a cobrar 13 millones por temporada, necesita algún tipo de publicidad para que su vida mejore aún más?

En las afueras de Sevilla, sin embargo, más de cuarenta familias llevan tres meses viviendo en chabolas, después de huir del barrio de las Tres Mil Viviendas por amenazas de la familia del joven de 17 años que murió en un tiroteo. En esas chabolas malviven casi un centenar de menores, algunos con apenas unos meses, sin escolarizar, sin agua potable y en condiciones antihigiénicas, bajo la amenaza de la ley gitana si vuelven a sus casas.

Después de tres meses, las personas con poder para realojar a estas familias en pisos vacíos, que los hay -y muchos- en todas las ciudades españolas, se dedican a debatir si el fichaje de Cristiano Ronaldo es ético o no en tiempo de crisis. Los medios de comunicación informan sobre lo que sucede en Sevilla, pero apenas unos minutos entre las diferentes tertulias sobre, cómo no, el flamante fichaje del jugador portugués. Y mientras tanto, Cristiiano Ronaldo se gasta 18.000 euros en champagne en una sola noche de juerga y ello suma más minutos y páginas de debate.

La cara del éxito a menudo esconde la cruz de la humildad, es algo que ocurre con muchos jugadores de fútbol que han vivido en la pobreza y cuando le llenan los bolsillos de dinero, olvidan sus orígenes y la cantidad de personas que están en esa situación. ¿Acaso otorgar tantos minutos de televisión, tantas páginas en los periódicos y tanto debate alrededor de la figura de Cristiano Ronaldo, cuya imagen evoca la prepotencia y la ostentación, es un buen ejemplo para nuestros jóvenes? ¿Cuándo aprenderemos a transmitir a través de los medios de comunicación algo más positivo que las drogas que consumía Maradona, los escándalos sexuales de algunos jugadores brasileños, o ganarse la vida como un producto de márketing como Beckham?

Y mientras tanto en Sevilla, en la otra división, 60.000 personas se manifiestan para que su presidente se marche porque su equipo ha bajado de categoría. A poca distancia, esas cuarenta familias y casi un centenar de menores del barrio de las Tres Mil Viviendas siguen en condiciones precarias, escasa ayuda y la justa publicidad porque hay otros temas, al parecer, de mayor categoría que la suya.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/44878

El antifaz


Soy perfectamente consciente de haber nacido en unos tiempos en los que sólo se trata con seriedad lo que carece de interés, por lo que me aterra la posibilidad de que me malinterpreten.
(Oscar Wilde)


Es comprensible que la realidad no siempre sea de nuestro agrado, pero resulta absurdo pensar que al cerrar los ojos o mirar hacía otro lado nuestra realidad vaya a cambiar sólo por ello. Suspiramos por el aire fresco cuando el calor nos ahoga, y anhelamos los rayos de sol cuando el frío nos ata una bufanda al cuello. La incoherencia es una virtud que forma parte de nuestra rutina habitual; el defecto es la hipocresía, cuando los hechos no se corresponden con las palabras que habitualmente se predican.

Los años juegan en nuestra contra y nada es para siempre. Se trata de mojarse y tirarse a la piscina, o subir en una bicicleta y recorrer el camino que conocemos desde otro punto de vista. Quizás en aquello de la comunicación lo más importante no sea la dirección, sino la verdadera intención. La grandeza del silencio no es encontrarlo en la soledad de uno mismo sino saber manejarlo en medio del caos.

Y aunque eso de la crisis sea para otros, excepto la económica, en época de bonanza conviene mantenerse en el ámbar de la realidad, pues de lo contrario se corre el riesgo de que en algún momento uno de los dos, el rojo dilapidario de la pasión o el verde esperanza de la sinrazón, se quite el antifaz y nos deje desnudos frente al espejo ante la misma pregunta y diferentes arrugas: ¿Otra vez?

Es tan corto el amor, y tan largo el olvido, decía Neruda. Y es que el agradecimiento envejece rápidamente, como dijo Aristóteles, con mucha razón.

Razonar

William Henry dijo que "quién no quiere razonar es un fanático; quién no sabe razonar es un tonto, y quién no se atreve a razonar es un esclavo. Me pregunto qué diría hoy, en la crisis social que existe, aún mayor que la económica pero de la que se habla menos.

Razonar, ordenar ideas... tener ideas, no es habitual. Hoy en día todo parece que se basa en la metodología particular que se resume en tres palabras del presente más inmediato. Es decir; agregar, ignorar o eliminar. Así somos, así se supone que avanzamos según nos enseña la tecnología y sus maneras. ¿Hasta dónde? Hasta la creación de lobos estaparios en manada, tal vez.

Se conoce, se agrega. Hay un problema, se ignora. El problema genera una molestia constante, se elimina. No hay comunicación alguna, la oferta y demanda es demasiado amplía para perder el tiempo en razonar, cuando se puede perder más tiempo en proseguir con la metodología particular y no darse cuenta de ello.

¿Cuál es la solución? Seguramente es la mejor de las preguntas. Seguro que alguien encontrará algún día la respuesta, pero espero que además sepa transmitirla y generar cierta curiosidad. Yo sólo me atrevo a asegurar que soy libre.

¡Buenos días!

Nace un nuevo día que jamás volverá a repetirse. Abro los ojos preguntándome por el significado de un sueño que apenas recuerdo y, mientras pierdo el tiempo buscando respuestas que poco o nada tienen que ver conmigo, los primeros rayos de sol me cuentan que hoy va a ser un gran día.

Me preparo el primer café y escucho las noticias: siguen rescatando, por fin, los cuerpos irreconocibles del accidente de Air France. Qué triste morir y no poder estar de cuerpo presente en tu propio entierro.

A pesar de lo que digan los periódicos, la televisión o la radio, hoy va a ser un gran día. A pesar que en el buzón de la melancolia reciba como devuelto el acuse de rechazo en cualquier momento.

Hoy es un día más en el que todo es posible, depende de ti. Hoy es un día menos para volver a verte, a ti; subiré la persiana para ver qué día hace ahí afuera...

Durante la última semana se ha venido especulando acerca del uso que ha ejercido Zapatero con los aviones militares. Desde el Partido Popular, una vez más, lejos de preocuparse de los verdaderos problemas de los ciudadanos y presentar sus propuestas de forma seria, han basado su política desde la oposición en la demagogía y atacando, por enésima vez, al Gobierno.

Como viene siendo costumbre en los últimos años, se han diseñado diversos vídeos para demostrar que los unos son los mejores y los otros los peores. El más significativo, tal vez, es el de Rajoy usando, gratis, la primera clase de un avión de Iberia. Lo que me llama poderosamente la atención es que una persona que dice querer transmitir valores tales como el de la responsabilidad, grabe el despegue del avión (cuando eso está terminantemente prohibido), y a continuación se dedique a posar en un avión y posteriormente en un autobús completamente vacíos. La pregunta es, ¿dispuso para él sólo un avión de Iberia y el autobús del aeropuerto, o simplemente era todo un montaje más?

Pero vamos a centrarnos en lo realmente importante... ¿o el avión que usa Zapatero es el problema más grande que tenemos ahora mismo en España? Los políticos deberían aprovechar esta última semana de campaña para encontrar la receta mágica que reduzca el paro, preguntarse por qué un hombre se ha pasado un año en la cárcel a causa de las falsas denuncias de su mujer, y de cómo se le compensa ahora, o de cómo controlar a los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica catalana, que en las celebraciones por los títulos del Barça han dejado sin un ojo a tres chavales a causa de sus disparos de pelotas de goma.

S el mayor problema que tenemos los españoles es que Zapatero use los aviones militares, oye, que haga como la Reina, y reserve sus billetes en una aerolínea de bajo coste; si lo hace con cierta antelación, le saldrá incluso más barato que un café en el Congreso.


http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/44514

Con todos los sentidos

Ya está aquí el 13 de mayo. Otra vez mayo como coartada, anticipándose con nocturnidad por la calle ilusión.

Abrázame y bebamos nuestra existencia sin copa, observa cómo se visten de hojas los árboles con olor a primavera en el Retiro. Escucha como saludan las gaviotas a nuestro paso por la playa, mientras los primeros rayos de sol deshacen nuestro helado de vergüenza.

La evolución del Pasado

Volvió a nacer un 4 de mayo, y mayo le dijo entonces que el pasado ya no existe porque -supuestamente- no tiene evolución.

Le dijo también que nada es para siempre, que todo se termina irremediablemente, y por tanto formaría parte de ese pasado que no iba a evolucionar más, quizás, porque simplemente le faltaba voluntad para lograrlo.

Pero sucede que a veces el pasado sí evoluciona y vuelve a formar parte del presente e, inevitablemente, su recuerdo vuelve a latir como entonces, como siempre aún en la distancia y el olvido de las cosas que se terminaron.

Será por la nostalgía con aquello de las fechas y el calendario, pero en estos días no pude evitar recordar ciertas teorías acerca del pasado y reírme con tales afirmaciones. Hoy sonrío, preparando el recibimiento en la T-4, dentro de siete días... siete años después :-)

Siete

Siete vidas tiene un gato, siete almas por una vida, siete días por semana, siete meses trabajando para disfrutar de unas vacaciones.

Siete son los colores del arco iris, siete los pecados capitales y también siete las virtudes cardinales. Siete son las artes, los mares, las notas musicales.

Siete, las edades del hombre según Shakespeare... siete, dicen, son las Maravillas del Mundo. Siete son los sacramentos y también los enanos que perseguían a Blancanieves.

Como si la perfección se vistiera con defectos siete años después para volver a saber de ti; siete horas hablando, jugando... sin dejar de reír en las madrugadas de Barcelona-Madrid, siete días después D ;-)


"Desde que has aparecido
y sin que lo parezca,
siento que te he conocido
sin que apenas te conozca."

Caminos

El año pasado hice el Camino de Santiago desde León y recogí la compostelana cristiana, cuando yo sólo practico el ateísmo y relaciones sexuales mal vistas por la Iglesía (por aquello de los preservativos). Eso sí, respecto al tema del aborto me siento más cercano... pero ése es otro tema.

Ahora hace justo un año todavía no tenía ni idea de que iba a tener esa experiencia en mi vida. Por estas fechas mi viaje más lejano era Palma de Mallorca, y en ese momento sólo pensaba en organizar una fiesta en la que terminaría conociendo a la mujer de mi vida, ésa de la que uno se enamora/desenamora, se vuelve a enamorar y a desenamorar según su instinto (el de ella), necesidad o simplemente si llueve o sale el sol. Cuestión de egoísmo, al fin y al cabo. A día de hoy no sé nada de ella, y lo más curioso es que sigo sin saber ni entender el por qué.

A pesar de que ahora vivo en Madrid, en estos días volveré a pasear por las calles de Barcelona. Recorreré las paradas de libros, visitaré mi m2 favorito... me acordaré de aquella mujer que me dijo que no. Y aunque no visitaré el lugar donde conocí a la mujer que días después me dijo que sí, ni me acordaré de ella salvo algún descuido sobre el que no apostare, la vida es mejor verla en rojo y evitar el negro... en la ruleta del amor, cuando uno se lo propone, raramente dice no.... ¿juegas?

Y es que joder, aquí estoy. Este año cumpliré 30 años, he escrito tres libros y tengo prácticamente terminados otros dos. No soy un experto en letras ni he ganado ningún premio Planeta, pero algún día... me presentaré, y en mi sano juicio, con realistas aspiraciones de perdedor. ¿Acaso el Planeta lo ha ganado, alguna vez, algún autor desconocido? Pasopalabra... ¡ups!

El caso es que en estos días he conocido a una chica que me he dado mucha vitalidad, sobre todo por su edad, dieciocho añitos. Casi doce menos de los que tengo yo... se dice pronto, pero suena a toda una eternidad, aunque es casi tan alta como yo. Ahora entiendo algunas cosas respecto a la edad... y dejo de entender otras, pero quiero ser positivo y aprovechar esa energía que me ha transmitido, esas ganas de comerse el mundo que todos hemos tenido a esa edad y que, por desgracia, con el paso de los años y las experiencias simplemente dejamos en el olvido y nos conformamos con la rutina, con aquello que sabemos hacer y no lo que realmente queremos hacer. Es una pena comprobar como nuestra mayor libertad es también nuestra peor cárcel.

Es curioso. Siempre me gustó la canción de Sabina 'Quién me ha robado el mes de abril', y realmente cada mes de abril me han pasado cosas de lo más interesantes y variopintas. Si bien en octubre, cuando cumplo años, cada año va de mal en peor, últimamente en abril he vivido rupturas amorosas, encuentros, desencuentros, encuentros que nunca se acabaron de encontrar para desencontrarse definitivamente, y nuevos encuentros que sabe ¿Diós? el año que viene qué escribiré...

He escrito este texto después de ver una fotografía. Las fotografías recuerdan momentos, y ésta fue probablemente el día que más esfuerzo he hecho en toda mi vida. Justo cuando ya no podía más y ella no paraba, quería seguir ahí arriba como si nada, como si la edad ni la física importase. Al final lo conseguimos los dos, tras mucho esfuerzo, y al llegar juntos tuvimos nuestro premio... un botijo de cerámica del pueblo, Cebreiro, la etapa más dura del Camino. Ahí llegamos Rosa (la portuguesa) y yo, los primeros -y ninguno de los dos segundos, claro está-, con José María -que llego el primero en taxi, qué cabrón- regalándonos ese obsequio a modo de copa, como el que gana una etapa del Tour o un GP de Fórmula Uno. Lo guardo y contenplo con cariño en mi librería.

En esa foto sujeto una cerveza de medio litro. Me la merecía. Poco después llegaron los primeros chupitos de orujo, la misa en la Iglesia y bueno... digamos que lo mejor de aquella noche fue la maravillosa vista al anochecer; creo que no he visto tantas estrellas juntas en mi vida. Y a día de hoy, por esa misma noche, me arrepiento de haber acabado tan borracho... de felicidad. Entonces me alegré por ello.

Dentro de unos días tendré que afrontar demasiados recuerdos. Los últimos, eso sí, pero recuerdos al fin y al cabo. Ojalá tuviera la capacidad para evitarlo, incluso obviarlos, habilidad que parecen tener otras personas. Soy incapaz de olvidar tan fácilmente una mirada, una conversación, una cita... un beso negociado a plazo fijo e interés negociable según las crisis.

Lo más gracioso que justamente en estos días he tenido que conocer a una chica casi doce años menos que yo. Y besarla y sentir cosas parecidas a... otras cosas.

Soy feliz. No por lo que me pasa ahora, sino por lo que sé que me pasará en breve. El mes que viene tengo programados tres viajes; en realidad son dos, pues dependerá del Barça que me vaya a disfrutar del fútbol a Roma o, en su defecto y gran tristeza, relajarme en las playas de Ibiza, cuya barra libre espera el 29 de mayo. Y en junio, dos viajes más. Y en julio... ¡joder con Ryanair! Todavía no hay vuelos a 1 euro para esas fechas... habrá que esperar :-)

No importa lo que pase, al final, cuando uno es constante e invierte el tiempo y la ilusión necesaria, todo se consigue. Y sino que se lo digan al Coyote, que tras años tratando de atrapar al Correcaminos, ahora por fin lo ha conseguido:

Camino a Roma

Es cierto aquello de que todos los caminos conducen a Roma. A veces los caminos son más largos de lo que debieran, como eso de ir dirección a Roma pasando primero por Munich y Londres. Pero casi siempre esos caminos merecen la pena, por alguna razón.

Hace un año por estas fechas estaba celebrando un cumpleaños con toda mi ilusión de una persona que pocos meses después desapareció de mi vida. Pocos días después celebraba el día de Sant Jordi, recibí un libro que no leí ni creo que lea, y regalé también una rosa. Días después comenzó un libro que ahora he terminado, con más preguntas y dudas que respuestas.

Cuando me despierto optimista, el 27 de mayo me imagino vestido de blaugrana por las calles de Roma, persiguiendo a la gente que persigue a otra gente hacía ningún lugar... aprovechando un descuído para perderme conmigo mismo y, quizás, con alguna italiana dispuesta a aprovecharse de mi apellido. Cuando me despierto pesimista, recuerdo que justo ese día me espera con los brazos abiertos Ibiza, con su atardecer y esa causalidad tomando un té conmigo disfrazada de casualidad.

Es curioso como el deporte (generalmente el fútbol) termina apropiándose de nuestra vida hasta tal punto que cobra una importancia superior a casi todo lo demás. Sobre todo en épocas de transición, cuando uno hace suyas las victorias si su equipo gana, y se identifica y justifica en las derrotas si su equipo pierde. A veces, incluso, uno disfruta mejor un madrugón de domingo por la mañana sudando la camiseta que un sábado por la noche... sudando.

De una forma u otra este mes de mayo será estupendo para mí. Encontraré una editorial interesada en mis libros o no, el Barça podrá ganar la Champions League o no, visitaré Roma o Ibiza (o incluso ambas), pero sobre todo, el 31 de mayo a las 23:59h quemaré una última vela, escribiré un último poema y meditaré, camino a cualquier otro lugar.

Adiós, Mari Trini

Ayer murió Mari Trini. Nunca fui a un concierto suyo, pues encontré su música en otra generación diferente a la suya Sin embargo, la canción 'Amores', uno de sus grandes éxitos y considerada como una de las 50 mejores canciones de la historia de la música española, fue una de las primeras canciones que escuché, junto a 'Clara' de Joan Bautista Humet, cuando descubrí que quería escribir poesía. Luego llegaron las canciones de Sabina, Aute e Ismael Serrano, y por supuesto, los poemas de Luis García Montero.

Desde aquí mi pequeño homenaje, y un par de canciones y sus correspondientes letras para aquellas personas que no conocían la obra de Mari Trini.




Amores


Amores se van marchando
como las olas del mar
amores los tienen todos
pero quien los sabe cuidar
El amor es una barca
con dos remos en el mar
un remo aprietan mis manos
el otro lo mueve el azar

Quien no escribio un poema
huyendo de la soledad
quien a los quince años
no dejó su cuerpo abrazar
y quién cuando la vida se apaga
y las manos tiemblan ya
quién no buscó ese recuerdo
de una barca naufragar.

Amores se vuelven viejos
antes de empezar a amar
porque el amor es un niño
que hay que enseñar a andar
El amor es como tierra
que hay que arar y sembrar
mírala al caer la tarde
que no lo vengan a pisar

Amores se van marchando



Yo no soy esa






Yo no soy esa
que tu te imaginas
una señorita tranquila y sencilla
que un dia abandonas
y siempre perdona
esa niña si..no..
esa no soy yo
yo no soy esa
que tu te creias
la paloma blanca
que le baila al agua
que rie por nada
diciendo si a todo
esa niña si..no..
esa no soy yo
No podras presumir jamas
de haber jugado con la verdad
con el amor, de los demas
Si en verdad me quieres
yo ya no soy esa
que se acobarda
frente a una borrasca
luchando entre olas
encuentra la playa
esa niña si..no..
esa no soy yo
Pero si buscas
tan solo aventuras
amigos por guardia
a toda tu casa
yo no soy esa
que pierde esperanzas
piensalo ya
Yo no soy esa
que tu te imaginas
una señorita tranquila y sencilla
que un dia abandonas
y siempre perdona
esa niña si..no..
esa no soy si..no..
esa no soy yo

Animal nocturno

Me encantan las canciones de Sabina, disfruto con las de Ismael Serrano o Jorge Drexler y admiro profundamente a Luis Eduardo Aute. Pero si tengo que elegir una canción que exprese mi libertad y que además critique la sociedad de hoy en día, que mejor canción que la que me hubiera gustado escribir a mí, tal cual como la escuché por primera vez, a buen seguro sería el 'Animal nocturno' de Ricardo Arjona:



Ser un animal nocturno era una bella rutina
Conquistar a chicas del Jet-Set o a mujerzuelas de esquina
Si es que no son la misma cosa con diferencia de precio
Entrar a algun bar sin conocer ni que me conozcan
Entonar una cancion y esperar el trago de cortesia
Que siempre venia, era mi filosofia

Hasta que un productor segun el me hizo el favor
De grabarme un disco
Y metio la inspiracion en una computadora
Y aquel fuego de libertad en refrigeradora

Me dijeron quitate esos jeans y esa camisa vaquera
Tendremos que cambiarte de look pues ese nadie lo aprueba
Tendras imagen nueva y una prospera carrera
Luciendo siempre cara de mascota recien comprada
Sali en la tele con cierto dejo de tristeza en la mirada
Y el alma enfadada de cantar sin decir nada

Me canse de los representantes y cocteles de moda
Me canse de toda esa gente que dice que te adora
Das la espalda y te ignora, me harte de no ser el mismo
Me compre unos cuantos amigos una novia y un perro
Los amigos y la novia se fueron
Solo me quedo el perro que no tiene prejuicios
Y me acepta como soy

Por eso vine a este bar y aqui me pagan diez mil pesos la hora
Tengo un cuarto con balcon y hasta una chica que me adora
Y es tanta mi fe que aunque no tengo jardin ya me compre una podadora
Y es tanta mi fe que aunque no tengo jardin ya me compre una podadora

Lo veo. De Barcelona a Madrid. Aire fresco, nuevo aire que respirar, por fin. De Madrid ¿A Lisboa? ¿A Sevilla? ¿A Benidorm? ¡Menuda Semana Santa de procesión kilométrica! Lo único seguro es que el día 11 volveré a Santiago de Compostela, esta vez de cualquier otra forma diferente a la de ir caminando. Y la propuesta de León o Cuenca siguen en la lista, a continuación de Marrakesh, Roma (en mayo, sólo si el Barça hace lo que tiene que hacer) o cualquier otra ciudad europea que Ryanair me ofrezca a un máximo de 5 euros por vuelo. Quizás, también, con algún que otro apaño a New York en el horizonte o la locura de Australia, un sueño cada vez más cercano. Dame una carta.

Perfecto. Veo y doblo la apuesta. Sé bien lo que es jugar con la mejor de las manos y salir perdiendo, así que ahora sólo puedo ganar y celebrarlo el 29 de un mes cualquiera, con un mojito y en la mejor terraza de Ibiza, viendo como su atardecer es el comienzo de nuestra soledad.

Lo sabía, gano yo. Es una lástima -y un alivio- haber ganado a tu trío con un farol por falta de valor. Hubiera firmado tablas tras la tregua, pero las cosas pasaron porque supuestamente tenían que pasar así. Paciencia. Lo dicho, ese día y ese fin de semana, estaré en esa terraza parra invitarte a un mojito muy cargado de falta de explicaciones, si lo deseas. De todo lo demás, ya no me acordaré.

Vuelvo al aeropuerto, suena el teléfono, no entiendo nada. Llego a casa y deja de sonar ese teléfono... sigo sin entender nada. 2 de abril de 2009, ¿qué pasó la semana pasada, qué pasó también ayer? Sigo sin acordarme de nada... qué mala memoria la mía, que casi siempre olvida casi todo pero a veces, y sólo a veces, también recuerda... por aquello del instinto de supervivencia.

Esta vez sí, querida, me despido de ti y de tus incoherencias para "siempre". Lo entrecomillo porque contigo nunca se sabe, ni yo sé tampoco para contigo. Como te decía, el 29 de un mes cualquiera me tomaré un mojito en la mejor terraza que encuentre en Ibiza, que no será la más cara ni la más barata... simplemente será la que a mí me guste y, si además coincide con la que te guste a ti también, ahí nos veremos de nuevo. Corre, aunque no lo hagas... aún quedan vuelos baratos que desaprovechar para terminar pagando a última hora 10 veces el precio de lo que ahora cuestan.

¿Bailas conmigo, querida, desnuda de ropa y tal vez, sólo tal vez, desnuda también del alma?

La fábrica de sueños

Cada día un nuevo día, una nueva oportunidad. Una nueva mentira, en realidad, la misma rutina y otros sueños que cumplir.

Me contaron que hay una fábrica de sueños en cada ciudad, en el corazón de cada persona que habita en ella. Hace años, los sueños se fabricaban a mano, y nunca faltaba mano de obra dispuesta y con la ilusión necesaria para convertirlos en realidad. Sin embargo, desde que la tecnología se apoderó del presente, la inmediatez manda incluso en los sueños, y todo aquello que se proyecta a medio plazo y no se cumple al día siguiente, caduca en el acto.

Hemos pasado del 'hace tiempo que te espero y te esperaré cuanto tiempo haga falta' al 'hace dos horas no me importaba y después de dos horas te olvidaré'. Hasta hace poco pensaba que mi fábrica de los sueños era impaciente e irreal (incluso para los propios sueños), pero ahora tengo total consciencia de que el verdadero problema no es un fallo en la maquinaria de mi fábrica, sino en la ilusión de la mano de obra, de la invasión de la tecnología y su prisa; quizás el único que todavía creía en los sueños, hasta ahora, era yo, mientras la realidad me explicó la cruda realidad:

Mira tío, la vida son dos días y hay que aprovecharlos. Trata de follar cuanto puedas, evita enamorarte o sufrirás, y si tienes que hacer sufrir para follar, oye, siempre que sea mayor de edad tendrá suficiente madurez para decidir. No olvides, sin embargo, buscar un trabajo estable que te permita hipotecarte, aún sin familia a la vista, ni con vista alguna de formarla; es importante tener un trabajo estable y una hipoteca con interes variable para poder disfrutar de tu libertad. Tampoco repares en gastos, pues lo primero eres tú y a la hora de pagar a los demás, como decía aquél, los demás que aguanten.

En definitiva, que mi vieja fábrica de sueños espera impaciente que la adapte a los nuevos tiempos, pero hasta ahora me niego. De momento me amparo en la crisis para no gastar en reformas, y con el deseo de que la crisis vuelva a reformar más de una fábrica moderna y su conciencia, seguiré esperando y viendo pasar el tiempo.

En sentido contrario

Lo siento querida, pero no dispongo de toda la eternidad como tú: mis canas aumentan, tu alma se aleja y mi paciencia disminuye cada vez que suspiras un por qué.

Lo siento, pero sobran explicaciones y me faltan las disculpas. Trato de averiguar en qué acera cocina cada uno su receta de comida rápida, y es que cuando el hambre aprieta parece que sobran tetas y faltan los cojones para afrontar la realidad.

La mar siempre fue una excusa cobarde; si las olas nunca se quedaron, por qué ibas a quedarte tú ahora. ¿Por qué, simplemente, preguntarse la existencia de un por qué de las cosas?

Cruzar las calles se ha convertido en una competición de fondo en la que ya nadie respeta los semáforos. Yo, a la mía, seguiré adelantando en carreteras sin señalización ni iluminación adecuada, mientras no conduzca, y tus labios sigan parpadeándome en sentido contrario. Es más que probable que ambos busquemos el mismo accidente.

Tres cosas que se pueden hacer con 15 euros:

1. Una entrada de cine + palomitas y refresco (2 horas)
2. Tomar un Jack Daniels con Ginger ale en una discoteca de moda (apenas unos minutos).
3. Pasar un fin de semana completo con Aviva(va) y más de 40 borrachuzos, disfrutando de una inmejorable compañía entre algunos conocidos y muchos desconocidos hasta ese momento. El precio incluye pensión completa y barra libre de risas, barbacoa en la playa, fiesta casera y fresas... muchas fresas.

Cada una de las tres opciones cuesta 15 euros... amanecer con el sonido de las gaviotas de Punta Umbria, no tiene precio.

Desde aquí y como mejor sé hacerlo, quiero dar las gracias a todas las personas con las que compartí la tercera opción este fin de semana. Ha sido todo un placer conocer al doble de Pete Doherty, tratar de rimar en blues con la armónica de la Jirafa y hasta las 15 horas de viaje se hicieron cortas en tan buena compañía :-)

Y especialmente a Aviva(va), por su hospitalidad y la buena organización... y a los más de 40 borrachuz@s que espero ver pronto en otro meeting!

Mercado

Entrar en una discoteca hoy en día es como el que va al mercado; hay mucha almeja fresca, muslos de oferta y demasiadas moscas alrededor tratando de comer algo con desesperación.

No importa la edad, ni estado ni la condición civil; por no importar casi no importa ni el sexo, a duras penas y última hora. Existe un mercado clandestino que no paga impuestos los sábados por la noche, que busca y encuentra esporádicamente su momento de placer, su libertad... de expresión.

Pido excusas de antemano por no comulgar con la tradicionalidad de los besos no pactados, de no hacer aprecio de los huesos en los huesos, de no besar los labios del 'aquí estoy, porque yo lo valgo'.

Mientras los demás cierran círculos del pasado y viven el presente, yo sigo tratando de invertir en el futuro, amparado en los cuadrados de tu mercado.

Duerme

Duerme, que mañana ya habrá tiempo durante el día para perderse entre los sueños. Las suaves teclas de un piano te acercan hacía al perturbador ruido del despertador y su rutina.

Despierta, que la ciudad está desnuda y te esperan, puntual y radiantes como tú, las calles y su rutina, el perturbador ruido de los coches y la imaginación que decidas ponerle al nuevo día.

Vive, trabaja pero descansa y vive. Siempre habrá quién se muerda las uñas en la soledad, o te busque sin respuesta y encuentre mejores planes con cualquier desconocido y tomándose una caña a tu salud.

Descansa, medita en tu silencio y en la intimidad de la cama vacía, haz uso, portátil en mano -y por hacer hacer uso de algo con la mano en la cama- del messenger, facebook y cuantas redes sociales acumules en tus favoritos. Descarga tu soledad en busca de nuevas personas y sensaciones, o busca esas sensaciones en la soledad de las personas que ya conoces y esperan saber de ti, mientras buscas un hueco en tu agenda...

... y duerme, que mañana ya habra tiempo durante el día de perderse entre los sueños...

No tengo tiempo

Se levanta de la cama, comienza un nuevo día. Casi siempre con prisa se prepara el desayuno y sale por la puerta en busca de su rutina.

Cuando hay sol y tiene tiempo, prefiere pasear por las aceras y alternar recorridos, intercambiar miradas de resignación con los peatones y saltarse algún que otro semáforo en rojo para llegar puntual al trabajo. Pero casi siempre termina cogiendo el metro, perdiéndose la música de los árboles a su paso para terminar escuchando cualquier canción dentro de un tren, frente a las mismas personas cada día.

Cumple religiosamente su horario e incluso se ofrece de forma voluntaria a hacer horas extra y solidarizarse con la empresa en los tiempos que corren –eufemismo de ‘no quiero que me despidan y hago lo que sea, incluso trabajar’-, ajustando al máximo su agenda que le impide hacer vida social.

Intenta aprovechar sus horas libres para relacionarse, pero casi siempre todo su círculo de amistades tiene otros planes diferentes a los suyos: quién no se ha casado –y con esto de casarse parece que el mundo depende de una sola persona; tu pareja-, ha perdido el contacto de forma sutil o muy directamente le ha mandado al carajo y todavía no lo ha asumido, o bien está en proceso de asimilarlo y ‘ampliar su círculo de amistades’ es la solución… como si tuviera muchas opciones entre las que elegir.

Y cuando por fin se lanza al vacío y contacta a varias personas que le resultan interesantes en el virtual mundo de Internet, cuando en ese instante el miedo y la vergüenza se apoderan de su ser y alguien de repente le propone algo… resulta que no tiene tiempo.

Se levanta de la cama, comienza un nuevo día…

Para siempre

El sol, el mar, las calles; los edificios se renuevan pero las calles siguen estando ahí. ¿Quién piensa que Las Ramblas o el Paseo Marítimo dejarán de existir algún día, mientras sigamos vivos?

Los libros, las canciones, la historia… hay cosas que son y serán eternas, con mayor o menor interés por nuestra parte.

Las estrellas que quisiéramos poder ver desde las grandes ciudades, los planetas que nos han explicado y los que no conocemos, la luna llena cada mes… nuestra propia existencia, mientras estamos vivos.

Como tus ojos, esa mirada viendo pasar los años con distancia, las fotografías ahora que son digitales. Tu recuerdo. Barcelona, Madrid, Ibiza… la dulce miel de tus labios :-)

Puede que tengas razón y el amor no, no dure para siempre…pero yo siempre me acordaré de ti, en mayor o menor medida según el momento, aunque sólo sea para llevarte la contraria, y demostrarte que el amor es algo más que sexo. Y que el amor que uno siente por dentro es para siempre, aunque se siente que la otra persona no sienta lo mismo.

Aquí sigo

A pesar de la hipocresía, el egoísmo, el interés, las relaciones de cualquier tipo que comienzan el día 1 y no llegan a fin de mes. Aquí sigo.

A pesar de rencor y el perdón, la mentira aliñada con medias verdades, las oscuras intenciones de personas supuestamente transparentes. Aquí sigo.

A pesar de esquivar incomprensiblemente tus besos y abrazos de discoteca, de tener tan poca memoria y tanta dificultad para olvidar, de las despedidas en la mirada de los que todavía no se quiere marchar.

Aquí sigo, recomendándote por cierto, Gran Torino: sé que te gustará.

Guapa, simpática y cariñosa contigo misma, te recitaría –por ejemplo- Lorca desde el sur que tanto te gusta. A la altura de tus pasos cuesta cierto trabajo mantenerse, motivo por el cual aprendí que es mejor perder el equilibrio entre sueños que caminar con paso firme por la rutina de la realidad.

Guapa y simpática, pero sin uñas; te las comiste todas y cada una de ellas… pero lo gracioso es cuándo y cómo conseguiste comerte además las mías, con nocturnidad y alevosía, apenas sin darme cuenta.

Homenaje a Pepe Rubianes




Nadie me garantiza que mis latidos seguirán vigentes mañana, cuando me despierte el ruido de las calles que construyen una nueva semana, un nuevo mes en este año caótico.

Mañana será tarde para casi todo, incluso compartir un café en el ‘Deportivo’, justo enfrente donde empecé a hacerme mayor, cuando aprendí que este juego trata de abrazar a la pareja y aprovechar al máximo cada suspiro, cada beso, cada ronquido. Se trata de ser amigo y enemigo, admirar al que ignora la hermosura, genio y figura hasta la sepultura.

Hace casi un año me dejaste compuesto y sin entrevista, con una razón de peso que te obligó a dejar los escenarios. Hoy leo con tristeza que te has ido para no volver, a buen seguro que rodeado de tremendas mulatas, camino a un retiro sino mejor que tu Kenia habitual.

Descansa en paz, sin perder esa sonrisa eterna.

Luis Eduardo Aute, cantautor

El polifacético artista Luis Eduardo Aute (Manila, Filipinas, 1943) visitó Barcelona para acudir al festival BarnaSants, presentar una caja con una selección de canciones que resumen su obra bajo el título ‘Memorable cuerpo’, y concedernos parte de su escaso tiempo para esta entrevista, hablarnos de su carrera y también de algunos de los problemas de la sociedad actual.


Eduardo Cassano / Siglo XXI

Después de la gira que da por finalizada la trilogía de los ‘Auterretratos’ y la obra pictórica 'Transfiguraciones' que actualmente expone en Ecuador, ¿cuáles son sus próximos proyectos?

La exposición es una retrospectiva de más de 50 años de pinturas y dibujos. Después de Ecuador irá a Roma y después de Semana Santa continuará en España y Argentina. He terminado una nueva entrega de ‘AnimaLhito’ que se publicará en la Editorial Siruela, espero, que para la feria del libro. También estoy a mitad de camino del nuevo disco con canciones inéditas, que espero pueda salir a final de este año o principio del próximo.

Después de cuatro décadas componiendo canciones, ¿ha escrito ya su canción perfecta?


No la he escrito nunca, o tal vez ya esté escrita y es la canción sin música ni palabras. El silencio absoluto es probablemente la canción perfecta: silencio absoluto y escuchar 4 minutos de nada…creo que sería la canción perfecta, aunque es una coartada que me pongo, un pretexto para seguir escribiendo canciones. Cada canción es una hija distinta y a todas se les quiere por igual, porque cada una nació por un motivo.

¿Cómo elabora sus canciones?

Hay dos partes, una primera parte con la idea, el embrión para una canción, lo apunto y desarrollo unas pautas a seguir musicalmente. La dejo ahí y voy haciendo otras cosas, hasta que me ocurre algo que de repente veo que puede ayudar a seguir dándole forma a la canción. Entonces vuelvo a ella para seguir trabajándola, hasta que la veo clara y personalmente creo que hay canción. Entonces la segunda parte es elaborarla, que las palabras que están sean las que tienen que estar, que nada sobre y nada falte, y la música y texto estén unidos haciéndose una sola cosa. Es un trabajo de oficio.

¿Cuáles son las canciones que más le ha costado terminar?

En cada disco siempre tiene una canción rebelde, que casi siempre suele ser la primera que empiezo a escribir y acaba siendo la última que termino. En el último disco ‘A día de hoy’ fue ‘La barbarie’, que se quedó así aunque no era como yo la quería. Otra que me dio mucha guerra fue ‘Quinta del sordo’.

¿Y la canción que salió redonda?

Las canciones salen por su cuenta. A lo mejor quiero decir algo y la canción me va llevando donde quiere ir ella. Como canción que salió redonda sin pretenderlo, y que la tengo como canción ejemplar, es ‘Las cuatro y diez’, porque es relativamente corta, son muchas canciones en una y refleja un momento histórico y personal… creo que está muy bien construida, aunque no tengo ningún mérito porque se construyó ella sola. Para mí es una canción ejemplar, pero no significa que sea la mejor ni la peor. Intento que todas mis canciones, en ese sentido, se parezcan a ‘Las cuatro y diez’.

¿Le sorprende ver como muchos jóvenes hacen suyas canciones que usted escribió cuando ellos todavía no habían nacido?

Sí, sobre todo canciones como ‘Las cuatro y diez’, no entiendo bien como la gente con 20 años se siente identificada, porque está llena de claves en relación con mi generación, que no son transferibles. ‘Al Alba’ sí, es mas fácil, porque tiene otras claves históricas pero admite otras lecturas diversas.

¿Qué opina de la nueva generación de cantautores?

Hay algunos que ya van teniendo una edad y una experiencia y van definiendo su mundo propio. Seguramente ahora ya tienen algo mas que contar, y lo cuentan bien, me puedo identificar mas o menos por su manera de entender la canción, pero tienen muy claramente un estilo cada vez más personal. También digo que los raperos de ahora son los nuevos cantautores porque tienen cosas que contar, con una urgencia tremenda y con textos larguísimos y duros en muchas ocasiones.

¿Qué le parece el cine español actual?


Del cine actual me interesa mucho el de Javier Fresser, ‘Camino’ es una pelicula inquietante, extraña, pero con una estética muy personal y peculiar. Un tipo de cine que no tiene nada que ver con el resto de cine español. Tiene una gran personalidad y con cosas que contar. A bote pronto es uno de los que creo que se desmarca mucho del resto de los directores de cine.

¿Le queda por cumplir algún sueño?

Nunca se cumplen los sueños, nunca he soñado en ser alguien. Sueño con hacer la mejor canción, la mejor pintura… pero intento no ser lo que como, ese sentido tan materialista de la vida no me gusta. Creo que el ser humano es algo más que física y química, somos también poesía. Creo que estamos aquí por algo y para algo y todo esto tiene una razón de ser. Tal vez esa razón de ser esté navegando entre los sueños que tenemos. No estamos aquí sólo para sobrevivir sino para soñar también.

¿La tecnología nos está deshumanizando?

La tecnología tiene poco que ver con lo humano, aunque venga del ser humano. La tecnología tiene que ser una herramienta y lo peligroso es que lo que tendría que ser un medio es el mensaje. Parece que la tecnología va a resolver nuestros problemas y no es así, tanto los personales como colectivos. Puede ayudar a resolverlos pero también a incomunicarnos más.

¿Internet ayuda o agudiza los problemas?

Si existe es porque tiene que existir, para bien o para mal. Internet de alguna manera es una invitación a ‘viajar’ para recabar datos e información de forma inmediata, pero creo que la vida se presta un poco de lo contrario, hay que viajar hacia dentro para recabar conocimiento pero no lo conocemos para nada; estamos intentando conocer el espacio sideral y todavía no sabemos lo que somos, lo que hay dentro del traje.

Ahora tenemos libros electrónicos, Webcams…


Entiendo que el papel tiene un olor y una comodidad, aunque cuando no había libros se contaban cuentos oralmente. Personalmente prefiero el libro como objeto soporte al electrónico. Me parecen más inquietantes las webcams, porque elimina la capacidad de imaginación de la otra persona. Todo tiene su lado bueno, en este caso, es la visión en directo de una persona que está lejos, pero también le resta la magia de la imaginación.

¿Qué opina de la crisis actual?

Siendo un desastre esta crisis, que es mucho más que una crisis económica, es un cambio histórico, una crisis de sistemas: la educación, la cultura… todo. Es terrible por un lado, y por otro positivo, porque de las crisis luego salen revoluciones nuevas e inesperadas. Lo malo es cuando no hay crisis, si todo está en una monotonía donde todo esta hecho y no hay nada imprevisible que puede ocurrir. Cuando aparece la crisis hay una promesa de algo distinto que viene después. Hay que mirar positivamente, siempre que ha habido situaciones criticas en el mundo ha dado lugar a una nueva etapa distinta donde se ha vivido de otra manera.

A raíz del trágico suceso en Sevilla se ha vuelto a abrir el debate sobre la cadena perpetua, ¿Qué opina?

Es una situación muy compleja y difícil. Entiendo que se pueda pedir la cadena perpetua perfectamente, pero luego racionalmente rechazo esa reacción visceral porque creo que eso tampoco vaya a evitar que se den más casos. El problema no es el castigo, pero si que cumpla la pena exacta que tiene que cumplir sin ninguna posibilidad de reducir la condena. Porque el problema está en la educación, estamos viviendo en un mundo cada vez mas ‘aeducado’, ni siquiera maleducado.

¿Qué responsabilidad tienen los medios de comunicación?

En el caso de la comunicación, en la exaltación del morbo es cada vez mayor porque eso produce audiencia, no importa que se desbaraten estructuras éticas de convivencia si el beneficio es máximo en el menor tiempo posible. Eso, como referencia, esta conduciendo a un mundo al revés, en que el horror se esta convirtiendo en algo positivo porque produce beneficios. Para una persona que de alguna forma ya este educada, con la consciencia de lo que es bueno y es malo, esa tergiversación de valores no le afecta tanto, pero para un niño que ve todo esto como algo normal es difícil hacerle cambiar de opinión.

¿Cómo cree que se soluciona esta situación?


¡Ah! Ésa es la pregunta del siglo…no lo sé, pero las cosas ocurren porque tienen que ocurrir, nada es casual y todo tiene una razón de ser. Probablemente esta crisis de valores que estamos viviendo puede ser una catarsis para este tipo de cosas, que toquemos fondo de tal forma que se intenten otras formas de convivir y sobrevivir.

¿Otro mundo es posible?


Por supuesto, creo en una sociedad educada en la generosidad, en la solidaridad, en la bondad… seria otra sociedad bien distinta, otro mundo debería ser posible y es posible. La naturaleza es sabia y cuando algo le hace daño lo rechaza y cuando la sociedad se hace daño a sí misma, cambiará por sí sola.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/41465

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Blogger Template by Blogcrowds