La vida en un suspiro

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede (Aldous Huxley)

Muere Gadafi, el mismo día ETA anuncia el cese definitivo de su actividad armada. Merkel y Sarkozy negocian el segundo rescate de Grecia con una quita del 50%; la UE da a la gran banca un plazo de nueve meses para recapitalizarse y Europa contiene la respiración.

Ayer también conocimos que Amy Winehouse murió por una intoxicación etílica, algo que a muchos fans ha sobrepuesto al entender que no se suicidó, que definitivamente no quiso quitarse la vida después de ‘disfrutarla’ en soledad. No fue así, simplemente se pasó con el alcohol; quintuplicó el límite legal para conducir. Le puede pasar a cualquiera… (puntos suspensivos).

En el juicio de Marta del Castillo los acusados siguen jugando con la justicia, con el dolor de los padres, con la raza humana; muere Simoncelli en una carrera de motos, la lluvia amenaza de nuevo a Cataluña y no hay forma de encontrar una buena noticia en esta sociedad. Habrá que buscar en otra… ¡que me traigan otra sociedad! Que diría Groucho Marx.

Uno se pregunta: ¿cómo? ¿Por qué? ¿Para qué? Tantas preguntas, tan pocas respuestas… muchas canciones repetidas, demasiados poemas solitarios; la gente no escucha, las personas cada vez leen menos. Habrá que volver a ver la película ‘En busca de la felicidad’. Menos mal que Manolo García acaba de sacar un nuevo disco; qué detalle, ahora que acabo de ‘celebrar’ mi cumpleaños. Si pudiera abrazarle por las canciones que me han apoyado tantos años… si pudiera cruzarme con él, saludarle, simplemente darle las gracias.

Y la vida seguirá, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido. Lo decía Sabina, lo dirá cualquier persona con dos dedos de frente; lo dirá la pareja, el amigo, cualquier directivo que un día se enfrente a una carta de despido. Porque la vida son altos y bajos (torres más altas han caído, me explicó con acierto un gran amigo antes del 2001), y uno está hoy en Barcelona y mañana en Madrid… y sin saber qué hace ahí, sin saber el por qué, termina por entender que su destino es ése, aceptarlo y seguir adelante. ‘La vida’ me devolvió a Barcelona, yo quise marcharme; hoy quisiera volver a marcharme, pero sigo aquí. Por lo visto firme un contrato de permanencia, no sé exactamente dónde, ni cuándo ni a quién; pero parece ser mi destino. Si Peter Pan viene a buscarme una noche azul, que por favor apague la luz, pedía Ismael Serrano en una canción.

Donde habita el olvido se está mejor cuando la vida se te va en un suspiro. La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede (Aldous Huxley).

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario...a-en-un-suspiro

Ahora toca esto

Recuerdo la tranquilidad y absoluta indiferencia hacía los acontecimientos cuando hace apenas tres años alguien me decía ‘Ara toca això’ y mantenía la sonrisa de felicidad que le caracterizaba.

Ahora toca esto, pienso también yo. Los años van pasando y las circunstancias van repitiéndose con personas nuevas y momentos diferentes. Y mi filosofía de vida se va amoldando a la realidad del día a día, y sonrío incluso a los problemas y las diferencias que van surgiendo, en una semana que podría calificar como la peor del año pero he decidido que será la antesala de una de las mejores semanas de mi vida.

El dinero y la felicidad

El claro ejemplo de que una retirada a tiempo es una victoria.


En los últimos días se ha hablado del insólito caso de Javi Poves, un jugador de fútbol que debutó en la Liga a los 24 años para retirarse pocos meses después. No ha sido por culpa de las lesiones, sino porque no se siente parte de la estructura actual del mundo del fútbol profesional.

Mientras algunas personas aplauden su ejercicio de coherencia, otros critican la reflexión rebelde y pública en los medios de comunicación. No debe ser, a buen seguro, el único jugador que opine de forma similar pero sí el primero que ha decidido contarlo, parar ese mundo para bajarse y probar suerte en otro mejor para él. Los demás jugadores millonarios resuelven sus problemas de conciencia con donativos sinceros, actos benéficos, fotografías y autógrafos para niños.

Siempre he escuchado esa frase que el dinero no cambia a las personas sino que potencia lo que hay dentro de ellas. Sin duda, Javi Poves debe ser uno de esos jóvenes comprometidos con los problemas de la sociedad que tanta falta hacen hoy en día. Su ejemplo ha abierto un camino que deberían seguir aquellas personas que cada día vuelven a su casa sin sentirse satisfechas por el trabajo realizado, al margen del beneficio económico y la necesidad del mismo para pagar las facturas, con la excusa de que la vida está montada así.

Otra frase de esas que te acompañan toda la vida, también anónima, dice que con el dinero se puede comprar la cama, pero no el sueño, la comida pero no el apetito. Es cierto, porque en realidad la felicidad no está mucho más allá de esos ojos que te miran con ternura, las manos que regalan las caricias cuando te hacen falta o esa voz que se interesa por tus inquietudes de forma sincera y desinteresada. Todo lo demás es una felicidad efímera, una mera cuestión de épocas marcadas por la edad y sus caprichos.

Algunas personas empeñan su vida creyendo que pueden conseguir todo sin más esfuerzo que el dinero. El resto acostumbra a relacionar el amor, de forma inexorable, como única vía posible para obtener esa felicidad. Que cada uno reflexione y encuentre sus propias conclusiones, para tomar después las decisiones oportunas. Desde aquí felicito al ya ex jugador de fútbol, porque mantener la coherencia entre los pensamientos y los actos no es tarea fácil, sobre todo con 24 años y una vida económica plácida por delante.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/73551/el-dinero-y-la-felicidad

Rajoy se enroca, ejecuta a Francisco Camps por la vía amistosa y espera el siguiente movimiento de Rubalcaba.

Tiene suerte Francisco Camps de ser español porque en China ya lo habrían ejecutado, como hicieron ayer por cargos similares a los suyos con dos altos ex funcionarios, de forma literal y no solo políticamente. Pero España es un país especial no sé, diferente. Aquí se maltrata al ciudadano hasta que su voto es necesario, para engañarlo después reservándose la opción de cambiar de principios y hasta de partido político si resulta imprescindible para mantenerse en el poder y brindar con Moët & Chandon mientras se protege a toda costa a los políticos corruptos.

El ya ex presidente de la Comunidad Valenciana ha declarado que se va sacrificándose por el PP y por España, como el que deja a su pareja diciéndole que desea su felicidad pero explicando que el problema no es él. Algunas personas, incrédulas ante una dimisión que ha llegado después de dos años de espera, fantaseaban ya con la posibilidad de que la sentencia por los delitos que se le imputan resulte ser, por ejemplo, limpiar las calles de Valencia en chándal y zapatillas, sin derecho a protección solar.

Pero como la realidad acostumbra a ser más aplastante que la lógica son pocos los que dudan que Camps haya dejado la presidencia sin un pacto que le garantice una previsible cartera de ministro en el futuro. Rajoy, con la ayuda de Federico Trillo, ha conseguido su dimisión en cinco días y ha quedado en evidencia después de haber apoyado de forma incondicional al presidente valenciano durante todo este tiempo. Ahora, dicen, este movimiento de la derecha se ha realizado para reforzarles y en los medios de comunicación ya se plantean encuestas sobre la transparencia del PP… ¿Hasta qué punto este movimiento ha sido un ejercicio de transparencia cuando se ha producido hoy una muerte política que se venía reclamando desde hace dos años?

El precio del poder le ha costado en trajes a Camps y el PP nada más y nada menos que 14.000 euros, lo que para un ciudadano de a pie es una cantidad considerable pero para un político es calderilla. ¿Qué ocurrirá ahora con el resto del entramado Gürtel? El líder del PP tiene todavía mucho trabajo por delante antes de llegar a la Moncloa, deberá decidir si seguir cortando cabezas o esconder la suya bajo tierra si Rubalcaba consigue dar la vuelta a las encuestas en las próximas elecciones.

Ayer dejo el poder ese hombre de la sonrisa permanente, que no la perdió ni siquiera para despedirse ni tampoco esa costumbre de controlar todo a su antojo, pues se encargó con total precisión de que su ejecución política fuera retransmitida tan solo en diferido. Quién sabe, tal vez se creía tan importante como Murdoch y esperaba que algún cómico le agrediera en directo con una caja de costura, o peor aún, con un chiste fácil que hubiera podido ruborizarle en público.

Por cierto, tengo una última hora de primera mano. He estado hablando con uno de los toros con los que lidiará José Tomás en su próxima reaparición el domingo en la Plaza de Toros de Valencia, y me confirma que se ha cancelado lo que se venía rumoreando en los mentideros, donde se aseguraba que Camps, como buen español, quería dar la bienvenida al diestro vestido con un traje de luces. Finalmente ha cambiado de planes porque no encuentra el ticket de compra.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/73043/la-ejecucion-de-camps-en-diferido

“Algunos se enfadan con los bancos porque antes les daban lo que pedían.” (Fernando Savater)

Cada día, puntual y de forma insistente, muchas personas reciben una llamada que les recuerda la deuda que tienen con su banco. Les apremian al pago, se les explica las consecuencias de persistir en su situación -a veces encontrar una solución es una mera cuestión de actitud- y la conversación termina con un acuerdo o con otra soga más al cuello.

¿De quién es la culpa, del deudor o del banco? ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?

La palabra y opinión de unos contra la documentación de otros. No hay mucho más, salvo excepciones que confirman la regla de oro: el que pide tiene que pagar, pueda hacerlo o no. En otro contexto, hay gente que por esa misma regla recibe palizas callejeras o se ha encontrado cabezas de caballo en su cama, pero la banca actúa de forma más pacífica a la par que efectiva, pero peor vista: desgasta poco a poco, con la violencia de los números rojos y el pánico al interés de demora. Como reza el dicho popular, la banca –casi- siempre gana.

Hay quién no se explica la poca consideración de los bancos con esas personas que en tiempos de bonanza empeñaban el oro de los huevos de sus gallinas, y tiempo después han resultado estar podridos. Esas personas se enfadan ahora con esas entidades bancarias que en su momento resolvían sus problemas y ahora han dejado de hacerlo debido a la morosidad. Hay quién no se explica porqué hay personas que, agradecidas en su momento, buscan y no encuentran soluciones a su situación actual mientras que otras, con el poder en la mano, se solidarizan al mismo tiempo que ejecutan el embargo de sus vidas sin ningún pudor.

En los últimos días se escuchó decir a José Bono en el Congreso que estaba hasta los huevos, a propósito de la moción del PP sobre la morosidad, luego añadió estar trastornado. Hay quién no comprende tanto nivel estupidez y cinismo, condición indispensable de la raza humana. Quizás, y solo quizás, el problema sea de todas y cada una de las partes, y la solución al final resulta ser casi siempre la misma: comunicación, negociación y entendimiento.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/72874/la-gallina-de-los-huevos-podridos

Compasión

“Si conociéramos el último porqué de las cosas, tendríamos compasión hasta de las estrellas.” Graham Greene.

Es época de rebajas, los probadores de las tiendas de ropa tienen colas de espera más largas que en las oficina de desempleo. Hace calor, demasiada para perdonar la primera de varias cervezas a la sombra de una terraza, viendo el ir y venir de la gente. Estamos en época de crisis, pero solo en la hora del telediario, la lectura rápida de los titulares del periódico o al pie de una barra de bar.

En una de las calles más comerciales de Barcelona las aceras se han quedado pequeñas. Caminan personas con la vista puesta en los escaparates, en el teléfono móvil, en algún remordimiento de conciencia plasmado en sus miradas. Muchas de esas personas saben a dónde van, otras se tienen que conformar con saber de dónde vienen y sobrevivir con ello.

De repente una mujer, mezclada entre la gente, pregunta a unos y a otros a su paso: “¿Me puede ayudar para comprar un bocadillo?” – solicita con cierto apuro y evidente necesidad. No es indigente ni alcohólica en busca de unas monedas para comprar un cartón de vino, su apariencia es muy digna y aseada en la humildad de su vestuario. Tiene alrededor de 60 años y es pensionista; cobra poco más de 300 euros de una pensión no contributiva porque años atrás era ama de casa, cuando las mujeres no debían trabajar, y ahora tiene que pagar 200 euros por una habitación en la soledad y las afueras de la gran ciudad, sin familia.

Es el drama cotidiano de cada vez más personas, que no solo no llegan a final de mes sino que son incapaces de estirar su paga más allá de la primera semana. Pero el otro drama no es ya el económico, sin duda el más importante, sino el humano. Observé a esa mujer cómo preguntaba hasta a diez personas y nadie, no solo no la ayudaron, se molestó en detener su prisa para al menos escucharla: algunas de esas personas seguían mirando a los escaparates disimulando y evitando el compromiso, otros siguieron mirando su móvil y otros, lo más sinceros, mostraron abiertamente su absoluta indiferencia por esa mujer sentándose en una terraza uno metros más adelante, mientras se encendían un cigarrillo y esperaban su cerveza fría para saciar el calor.

Entonces recordé el sentimiento de compasión que existe entre las personas que son fumadoras. Es habitual, o lo era hasta no hace mucho tiempo, que si una persona se quedaba sin tabaco podía pedir tranquilamente un cigarro a cualquier desconocido que se encontrase por la calle, que si era fumador casi con toda seguridad iba a ofrecérselo sin mayor inconveniente. He conocido amigos que del apuro hicieron afición y comenzaron a rellenar sus cajetillas de tabaco vacía a costa de la compasión de los demás. Poco después esto se hizo extensible a las personas que decían que habían dejado de fumar, cuando en realidad simplemente habían dejado de comprar tabaco.

Explico esto porque me ha parecido curioso cómo se gestiona la compasión según las necesidades. Aunque estadísticamente creo que es mayor la necesidad de alimentarse que la de fumar, parece que no existe la misma compasión entre las personas que suelen comer a diario. Quizás la pobre mujer tuvo mala suerte y ninguna de esas personas fumaba, o tal vez la mala suerte es de aquellas personas que no sienten compasión alguna ni conocen todavía las vueltas que da la vida.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/72631/compasion

El título de la columna es un engaño, leer el contenido es solo responsabilidad tuya.


“La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes” (John Lennon).


Nunca fue costumbre, tampoco ahora está de moda profundizar en el abismo de la ansiedad sino mantenerse, haciendo equilibrios, en la incoherente e hipócrita realidad de la ignorancia. Lo normal suele aceptarse como lo menos raro, con excepciones, y tachar un día más en el calendario es una proeza inconmensurable que pocas personas ya pueden permitirse sin consecuencia alguna.

No sobrevivimos en un mundo, ni tampoco somos el país, donde la generosidad sea la diario portada en los periódicos sino más bien todo lo contrario. Para destacar hay que perder la vergüenza, la dignidad, venderse a cambio de cuatro monedas de oro o una fotografía, moverse entre la mentira y la adversidad; vaya, lo que viene a ser hacerse político o tertuliano de televisión, a gusto y semejanza, o posibilidad de cada cuál.

Si algo se aprende en la vida es a aceptar las despedidas; mal, por supuesto. La experiencia me enseñó que primero está la amistad y a continuación llega el sexo; después, la pareja sin entendimiento. Es difícil encontrar personas que saben lo que quieren, pero todavía es más complicado que las personas que lo saben sean sinceras y, por supuesto, ofrezcan el mismo plan de vida que piden y ansían en los demás.

La vida, que decía John Lennon, es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. Estoy completamente de acuerdo. La vida te lleva de una amistad mala a una mejor para después no saber apreciarla, y aprender de esa experiencia años después, cuando nadie te valora a ti; de una pareja mejor a otra peor, para convertirte poco tiempo después en la peor pareja posible la siguiente que vas a tener; de un buen compañero de trabajo al mismo que poco tiempo después, conociéndole mejor, seguirá manteniendo firme sus argumentos pero cambiará su discurso para seguir diciendo lo mismo, de manera que todo el mundo seguirá fingiendo entenderle, menos tú.

A diferencia de lo que a menudo solemos pensar, las despedidas nos enseñan más de lo que habíamos aprendido en esa ausencia que constantemente rodea a las personas que tratan de decir algo, pero nadie les escucha con verdadero interés ni atención: para decir adiós no hace falta llorar ni emocionarse, ni siquiera fingirlo, porque es suficiente con dos besos fríos en la mejilla, un abrazo rápido –si no se puede evitar- o un simple ‘como te iba diciendo, todo esto es muy sencillo…’ que desviará la atención a terceras personas que ignorarán tu presencia con la misma facilidad que te invitaban a una cerveza días atrás.

El problema de las despedidas siempre ha sido ponerse de acuerdo. Dos personas puedes tener muchas ganas de darse la mano para no volver a verse más, pero ninguna dará el primer paso que le comprometa a ello, a veces por la propia incapacidad de la anticipación o, en otras ocasiones, por esa inexistente e incoherente razón que dé lugar a ello, pero que resultará siendo definitiva.

Hay despedidas tristes y otras más alegres, pero algunas son del todo inclasificables: ¿Cómo se comprende, por ejemplo, una despedida de amor por falta de sexo? ¿Y las despedidas de buen sexo continuado que no se materializan en una relación de pareja estable? Por no hablar de las relaciones de amistad, que nacen y desaparecen sin crecer en absoluto por aquello de la ley del mínimo esfuerzo. Pocas personas saben lo que quieren, aunque todos partícipes del cuento, tarde o temprano, como víctimas y también como culpables de ello.

Hay dos momentos en la vida que marcan un antes y después a casi cualquier persona en algún momento de su existencia: el primero es cuando eres pequeño e inocente, ajeno a la desdicha e inclemencias de tu futuro, donde a veces sonríes con el convencimiento de ser el centro de atención y otras veces lloras por la necesidad de cariño; te agarras al primer brazo que tienes a mano y ejerces una fuerza superior a la que, aparentemente, tu cuerpo puede realizar. Ese otro momento en la vida, es justo cuando otro niño se agarra a tu brazo y su fuerza te recuerda a ti.

Lo siento, pero no tengo el manual para cambiar nuestra existencia ni la imaginación suficiente para descubrir el futuro más próximo. Hace unas horas se marchó a su país otra de esas amigas de las que seguramente no volveré a saber nada… aunque tal vez en esta ocasión me equivoque, pero con un poco de suerte tendré razón.

¡Auf Widersehen!

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/72404/manual-practico-para-cambiar-nuestra-existencia

[b]Una mujer española hecha y de derechas que canta en inglés [/b]

Después de los últimos acontecimientos en el panorama político y social, he decidido evadirme y refugiarme en la música. Últimamente estoy profundizando en la música indie y aunque me gustaría recomendaros varios grupos, ya no me atrevo. Después de entrevistar a Second empecé a escuchar a Love of Lesbian porque su nombre comercial sugería a un grupo de mujeres, de esas con buena voz y mejor imagen, pero resulta que todos son hombres. Aunque eso sí, tienen letras magnificas, de lo mejor que he escuchado hasta ahora.

Poco tiempo después también encontré a Russian Red, cuya voz y melodía me cautivaron, aunque como canta en inglés no entendía nada y salvo un par de canciones, no la escuché mucho más. Un día, hace un par de semanas, apareció en las noticias de un telediario; fue la primera vez que la vi físicamente y me asusté: se presentó con esa piel tan pálida, ese rojo pasión en los labios y un vestido… ¡qué vestido! Resulta que lo que llevaba puesto en ese momento Lourdes Hernández, su verdadero nombre, es lo que se conoce ahora como la moda actual.

Me supe perdido, desconcertado. Vi a esa pobre chica haciendo el ridículo delante de toda España y por lo visto el que estaba desubicado era yo. Sin dar crédito a lo que estaba viendo me vino a la memoria la imagen de una muñeca de porcelana, pálida y uno de esos vestidos clásicos. La chica, delgada como casi todas las chicas que triunfan y salen en la televisión, lucía un espectacular pintalabios rojo que por lo visto es la inspiración de su nombre artístico, que por cierto si hubiera sido de izquierdas daría mucho juego a algunos colaboradores de los debates políticos de Intereconomía.

¡Pero resulta que la muchacha es de derechas! Sí, el atuendo no es precisamente moderno (o sí, ya no lo sé), pero su nombre artístico la situaba más a la izquierda de lo que ha resultado ser. Parece que detrás de esa imagen de lolita que posa como si fuera La Gioconda se esconde una mujer de derechas, el perfil idóneo de esa niña de la que Rajoy hablaba hace unos años, de las que defienden una España unida y que para mostrar su patriotismo ha decidido componer y cantar sus canciones en inglés.

Tengo serias dudas, para qué negarlo. Pienso que tal vez el periodista que le entrevistó en realidad le pregunto si era diestra o zurda, y de ahí a elegir entre Rajoy o Zapatero hay un trecho. Parece algo obvio, pero hay que recordar que los pasos de peatones de Londres te recuerdan constantemente hacía qué lado tienes que mirar para evitar accidentes, y es que diferenciar entre ‘left o el right’ a veces es, como en casi todo, una mera cuestión de tiempo.

También hay que explicar que esta chica acaba de sacar un disco nuevo al mercado y tiene que promocionarlo a toda costa, quizás no sea culpa suya y ni siquiera el ser de derechas si realmente así es, o si verdaderamente conoce el significado y la trascendencia de sus palabras. Vamos a darle un voto de confianza, dejemos que reflexione y lejos de los insultos que está recibiendo a raíz de sus declaraciones, del todo inaceptables, recapacite. Y si no lo hace, que empiece a cantar en español o Rajoy aprenda inglés.


http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/72233/russian-red-la-nina-de-rajoy

Los políticos catalanes aprueban el presupuesto después de salir de un furgón policial.

Siete de la mañana y el ruido de un helicóptero interrumpe mi desayuno, parece que está a punto de estrellarse contra el edificio. Salgo a la calle, rodeada por una cantidad de furgones de los Mossos d’Esquadra en línea que no había visto antes, armados quién sabe si también con sus teléfonos móviles y cuentas de Twitter o Facebook, donde descargar su adrenalina verbal como hicieron tras un reciente desalojo de la Plaza Cataluña de Barcelona, cuando publicaron unos comentarios más que desafortunados.

Me cuentan que poco después los alrededores del parque de la Ciutadella, donde se ubica el Parlamento catalán, es un hervidero: la gente, personas del movimiento 15-M y porqué no, vamos a explicarlo también, otra clase de gente radical y antisistema que pasaba por ahí y no representa a ese grupo, han hecho de los alrededores del parque una trinchera en la que todos se defendían de todos: los ciudadanos de la policía, estos defendían a los políticos que después de los recortes en cuanto a los vehículos oficiales han llegado en helicóptero y furgones policiales, y los que no se han podido pagar el transporte de lujo evitaban como podían el ataque con pintura y sprays; muchos de ellos esta noche no podrán conciliar el sueño, tal vez por el molesto ruido de los mosquitos esperando el momento adecuado para sacarle la sangre que a su vez ellos han sacado a otros (ironías de la vida), quizás porque por el mero hecho de ser personas humanas tengan a bien poner en una balanza el resultado de sus actos y las posteriores consecuencias… o, quizá, porque el vestido o traje que hoy le han estropeado unos pocos es tal vez demasiado caro incluso para ellos, ahora en época de crisis.

La imagen del político que sale de un furgón policial ha resultado ser una hermosa metáfora que muestra la delgada línea que separa al político del delincuente: recordemos el caso Palau, el famoso y olvidado ‘tres por ciento’ que ya denunció Maragall, etc. Me pregunto si a alguno de los políticos que hoy iban escoltados a debatir los presupuestos, le habrá dado tiempo a amueblar el vehículo a su gusto; con televisión, despacho u otro mobiliario de uso imprescindible y completamente justificable, por supuesto, y cuyas facturas pagan los ciudadanos que están tan indignados.

Ayer fue un día muy agitado. Los ciudadanos no dejan de protestar a pie de calle y los políticos siguen haciendo caso omiso a sus reivindicaciones; dicen que no hay más ciego que aquél que no quiere ver. A propósito de ciegos, por lo visto a un diputado invidente de CIU le han zarandeado y trataron de arrebatarle el perro guía; mal, muy mal. Estoy plenamente convencido que las personas del movimiento 15-M no han llevado a cabo semejante tropelía, eso quiero pensar, porque no es su estilo y llevan un mes demostrándolo de forma pacífica. Hasta ahora solo la policía ha sido la que usó días atrás la violencia, de forma indiscriminada, por orden del Felip Puig, responsable del Departamento de Interior en Cataluña, y que conjuntamente con Bono y el honorable President Mas ayer, han incitado de nuevo al uso ¿legítimo? de la violencia con un grupo de personas que han organizado una sentada pacífica.

Quiero hacer una reflexión, y es que del mismo modo que siempre se justifica a los políticos corruptos, y a los imputados que siguen chupando de la teta pública, seguro que los políticos serios y verdaderamente comprometidos comprenderán que, en este tipo de circunstancias donde y cuando la ciencia amplía nuestra esperanza de vida a la par que la economía, los bancos y la política cada vez la disminuyen más, es lógico que también haya cuatro gatos que causen disturbios; pero que no relacionen con el 15-M, que no se manipule a su antojo, de la misma forma que a buen seguro hay muchos políticos que son honrados… aunque cada vez cuesta más creerlo, y todavía más encontrarlos.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/72032/barcelona-cronica-de-una-ciudad-convulsa

Un futuro sin presente

El presente es el problema, el futuro una quimera

Cada mañana tengo por costumbre leer los periódicos gratuitos, aunque solo sea por una mera cuestión económica. De vez en cuando publican alguna de las cartas que envío, pero otra de las razones de mi lectura –más interesantes- es que además de comparar la misma noticia en diferentes medios de comunicación uno tiene la oportunidad de leer columnas de opinión realmente interesantes de vez en cuando, lejos del fanatismo político demasiado habitual.

Ayer leí ‘Aprender a desaprender’ de Ángela Becerra en la contraportada del periódico gratuito ADN. Me sentí tan identificado que no podía dejar pasar la oportunidad de escribir sobre ello. En muchas ocasiones pienso que si todas las personas que hoy tienen algún tipo de poder político, social o económico, tuvieran la capacidad de volver a su infancia y con ella la ingenuidad que todos hemos tenido alguna vez de niños, desaprender lo aprendido y ser capaces de dejar a un lado el ego y su ambición… nuestra sociedad hoy sería muy diferente.

Pero no ocurre así. Hasta ahora, con los últimos acontecimientos del 15-M, no habíamos salido a la calle de un modo tan enérgico y veremos a ver si se concreta algo positivo de este movimiento para los ciudadanos, entre ellos ese 46% de parados que corren serio peligro de exclusión. ¿Cuál es nuestro futuro? Es la pregunta que nos hacíamos hasta ahora, cuando la sociedad ha comenzado a preguntarse –y preocuparse- por su presente después de estar acostumbrada a vivir por encima de sus posibilidades.

Cada día que pasa, cada tarde cuando llego a casa y los nuevos sonidos de antaño se convierten en ruidos insoportables, las sonrisas cobran otro sentido cuando uno va creciendo y de mayor la vida te enseña el significado de la hipocresía; que la palabra puede tener múltiples sentidos cuando interviene la ironía y que la letra se hace grande cuando no se lee de pequeña, y además con sangre entra. La vida que conocíamos de pequeños es ahora extraña y dejo de ser eterna por voluntad propia.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/71531/un-futuro-sin-presente

Todos a la calle

Los españoles manifiestan su descontento y piden un cambio político y social

A pocos días de las elecciones municipales y autonómicas, los ciudadanos españoles se han movilizado por un cambio social en un país cuyos números (paro, morosidad, precariedad, etc) comienzan a bailar junto a Grecia y Portugal, las más feas de Europa.

Son muchas personas y ciudades que se han sumado a la protesta, las necesarias para que los políticos comiencen a preocuparse (todo lo bueno se acaba, lo sabe bien Zapatero) y en los debates televisivos no se hable de otra cosa. La prensa internacional habla de nosotros como hace unos meses hablaban de la revolución de Egipto y los franceses, país reivindicativo por naturaleza, recalcan la importancia de lo que está sucediendo en nuestras calles.

Todo ha transcurrido de forma pacífica, hasta que han comenzado los desalojos y la prohibición –que se han saltado los manifestantes- de acceso a la Puerta del Sol de Madrid. Esto no tiene pinta de terminar bien; la gente está concienciada, por fin, para sacar adelante su reivindicación cueste lo que cueste, y los gobernantes no saben cómo mover ficha en unos días cruciales, donde cualquier decisión puede jugar en su contra.

La fecha elegida ha sido perfecta, felicidades a los organizadores. El resultado más que previsible de las elecciones del próximo domingo han dado un cambio radical, el partido ahora está en la prórroga y a nadie le interesa llegar a los penaltis. Los políticos están asustados: tenían el discurso estudiado para contraatacar al adversario, estaban preparados considerar la derrota como una victoria, para encontrar excusas de todo tipo (terrorismo, conspiración, etc)… pero ninguno pensó en la remota posibilidad en la que los votantes alzarían la voz por encima de ellos. Ahora no saben qué hacer: sumar o restar votos dependerá de quién improvisé mejor sus mentiras.

[URL=http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/71093/todos-a-la-calle]http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario...odos-a-la-calle[/URL]

Después de algunos años preguntándome quién me robaba el mes de abril, este año he sido yo el ladrón, deshonrando el oficio eso sí, al hacerlo de forma honrada y legal.

Este mes me he despertado en las madrugadas y bostezaba durante las mañanas, reflexionando sobre si el pantalón hace al culo o viceversa, rodeado de Alí Baba y los 140 ladrones, de los cuales el número 93 me declaró una guerra silenciosa –torpe y absurda- fruto de la desesperación que, por intuición, atribuyo al enfado que aún debe tener con su peluquera. Acepté barco como juego de entretenimiento, y contraataqué con mi mejor artillería, que a menudo suele ser el rencor bien entendido y los buenos modales en aquello del ‘váyase usted a tomar por culo’ mientras dedico la misma y amplía sonrisa hipócrita.

Ya está todo el pescado vendido, ahora solo hay que esperar a que pase el resfriado para oler a sardina o bacalao. Yo he sido esta vez el que robado el mes de abril, en medio del incendio que escucho cada día cuando a mi compañero de al lado le suena el móvil, la paciencia que cultivo escuchando la radio de fondo, de la que por cierto parece que van a cambiar la emisora a partir del lunes. No será verdad…

Hasta entonces y dentro de unas horas, despedida argentina y recepción francesa; no sin antes un buen café expreso a la italiana y cómo no, una buena dosis de humor inteligente a la catalana. Supongo que encontraré algún momento libre para revisar el libro que se escondió hace unos meses en una caja de mudanza, y ahora vuelve a pedir paso en el cambio de ropa de temporada. Quizás dentro de unas semanas tenga novedades… si decido no cambiar muchas cosas, a lo mejor lo presento al Planeta aunque solo sea por pasar el rato.

Escucho en el telediario tres ejemplos: el hombre que no le deja a ella pagar el café o conducir, y le dice a su pareja que friega muy bien. Esto, por lo visto se llama micromachismo y hay que tener mucho cuidado, porque en caso de hacer lo contrario el hombre también corre el riesgo de ser acusado de ser tacaño, vago o no valorar los esfuerzos de su pareja. Como casi siempre, cualquier cosa que haga estará mal hecha a los ojos de unos u otros.

Lo del micromachismo, bien entendido, está muy bien porque se trata de acerca a hombres y mujer hacía la igualdad. Lo que sin embargo no ayuda demasiado es encontrar un cartel como el de Soledad Sánchez Mohamed, candidata del Partido Democrático de Ciutadella, cuya imagen es su torso desnudo y sus pechos cogidos por unas manos masculinas. El lema: Dos grandes argumentos.

Imagino que esto debe tratarse de microfemenismo (o algo parecido), aunque en este caso concreto probablemente será más plausible contemplar una campaña de marketing innovadora, que por otra parte ya viene siendo habitual en las campañas de algunos políticos. Que digo yo, está bien que un político quiera ser transparente, pero pasar de lo retórico a lo literal me parece innecesario y hasta excesivo, teniendo en cuenta que Soledad dice que su desnudo es el mejor eslogan que ha encontrado para su campaña… ¡cómo será el programa electoral!

Pero si hay un político peculiar en nuestro país, éste es sin lugar a dudas Gallardón, alcalde del Ayuntamiento de Madrid. Después de fracasar reiteradamente en su cruzada por traer los Juegos Olímpicos a la capital, ahora se ha propuesto echar de las calles a los ‘sin techo’. Lo propone como una solución para su dignidad, en absoluto por un problema de estética… aunque quiere reservarse el derecho de utilizar la fuerza pública si lo precisa, algo que por lo visto es muy digno.

Que tenga cuidado el todavía alcalde del Ayuntamiento más endeudado del país, porque en hace unos meses un vagabundo de Estados Unidos se hizo famoso de un día para otro y comenzó a recibir ofertas de trabajo cuando tuvo la oportunidad de demostrar su talento. Quizás, entre alguno de los ‘sin techo’ que duermen cada noche en las calles, se encuentra una persona coherente y con talento que se ha visto obligada a vivir en esta situación, y el día menos pensado le ponen un micrófono delante y da lecciones de humildad a más de uno.

Hay que recordar que no se trata de luchar contra los pobres sino contra la pobreza. Y como dijo ayer Buenafuente en su monólogo, a lo mejor el problema no es el que duerme en un banco sino los que lo dirigen.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/69767/de-pobres-sin-techo-y-polticos-sin-argumentos

“No queremos un pelotazo, sino seguir trabajando poco a poco”


Second, grupo de música


El grupo indie español, Second, acaba de publicar su quinto disco de estudio, ‘Demasiado soñadores’, con once canciones nuevas y un DVD del concierto que ofrecieron el 22 de abril de 2010 en la sala madrileña Joy Slava. Antes de presentar el disco en la FNAC Diagonal Mar de Barcelona, nos han concedido esta entrevista a la que asisten Sean Frutos (Cantante) y Jorge Guirao (Guitarra).




Second. PHOTOGRAPHY: © MARIOMIRANDA.ES

Eduardo Cassano / SIGLO XXI

En primer lugar, ¿qué significa la portada del disco?

SEAN: Es el maniquí de un niño de mas de 100 años, que simboliza el paso del tiempo con sus fracturas y cicatrices… la verdad es que da un poco de miedo, ya nos lo han dicho, pero también éste es nuestro disco más oscuro.

JORGE: El mensaje final es positivo, refleja la inocencia del niño soñador y también las marcas del paso del tiempo. Ya tenemos unos años y somos maduros pero seguimos siendo optimistas y soñadores

¿Cuáles son vuestras canciones favoritas del disco?

SEAN: Pues depende del momento, no hay una canción que nos guste a todos por igual pero las canciones que más me gustan a mí son N.A.D.A y Mañana es domingo.

JORGE: A mí me gusta muchísimo N.A.D.A, y también Aquella fotografía o En pequeñas cosas, que para mí tienen algo especial.

A propósito de N.A.D.A, es el primer single del disco…

SEAN: Sí, dura cinco minutos y en realidad es el anti-single pero es una de las canciones más claras en cuanto a la letra. Es un reencuentro pero también una comparación del presente con el pasado, y cuenta que en la vida nos enseñan normas de comportamiento que después no sirven de nada.

¿La dualidad entre el optimismo y el pesimismo que hay en el disco es autobiográfico, o es un reflejo de la sociedad?

SEAN: Tiene mucho de nosotros pero también de todo el mundo, somos gente normal que está al tanto de todo lo que pasa. Somos soñadores con cierto optimismo pero también tenemos nuestros varapalos como todo el mundo, lo que te hace pensar a veces si eres demasiado soñador. El título refleja esa dualidad que queríamos plasmar en todas las canciones, algunas muy profundas que te llevan al abismo y otras como a ‘Tu alrededor’, que empieza siendo muy pesimista y termina siendo optimista y un poco el resumen de todo el disco.

La canción Psicopático tiene una letra muy contundente y una música muy enérgica. ¿Son imprescindibles los malos momentos para escribir las mejores canciones?

SEAN: Tanto malos como buenos, esa fuerza y esa rabia está ahí. Algunas canciones son autobiográficas, otras son historias de otras personas. No me gusta desvelar todo porque se rompería la magia… pero si todo lo que dicen las canciones me hubiera pasado, estaría un poco loco (risas).

¿Qué pasó con la grabación de la canción Autodestructivos?

JORGE: Autodestructivos se grabó 30 veces y después de no sé cuántos cambios de letra y 192 pistas de audio… es la canción que mas dolores de cabeza nos ha dado, una canción muy complicada y con muchas vueltas, pero después de tantos años hay una parte autodestructiva que nos gusta y tarde o temprano tenía que salir una canción así (risas).

Habéis utilizado Spotify para promocionar el disco. ¿Crees que es el futuro de la industria discográfica?

JORGE: Spotify es una herramienta genial para acceder a un gran catálogo de música, realmente no sabemos adónde va, pero a mí me encanta.

SEAN: A mí también me encanta, es una forma de descubrir nueva música. Para mí se trata de una herramienta muy útil en el presente y no tanto del futuro. Hasta hace unos años había puntos para escuchar los discos en las tiendas, ahora lo puedes hacer desde tu propia casa y si quieres apoyar al grupo, compras el disco y vas a los conciertos. Siempre hemos sido muy partidarios de lo que ocurre en Internet.

Si encuentras tus discos en el 'Top manta', ¿qué piensas?

SEAN y JORGE: ¡Nos alegraríamos, si estás en el ‘top manta’ significa que el disco está funcionando bien! (Risas). Sin embargo detrás de un disco hay mucha gente trabajando cuyos puestos de trabajo peligran por la piratería y no deja de ser un problema.

Te habrán preguntado ya por los sueños que te quedan por cumplir, ¿pero has deseado en muchas ocasiones no haberte quedado dormido para evitar los sueños que se cumplieron?

SEAN: La vida te va llevando por sitios que muchas veces te preguntas si habrá sido el camino correcto, pero creo que si nos pasamos la vida preguntándonos eso al final te vuelves un poco loco. Todo el recorrido que llevamos forma parte de nosotros y siempre pienso que es para mejor. De hecho la canción ‘Prototipo’ dice que prefiero morir despierto a las pastillas del sueño.

Ya habéis publicado cinco discos, sin embargo ahora estáis sonando con más fuerza: consideras que es debido al apoyo de una discográfica como Warner, o existe la necesidad de algo nuevo y diferente en la música española?

SEAN: Por parte de Warner ha habido una comprensión absoluta de lo que estábamos haciendo, del disco que queríamos sacar. La gente ahora está demandando mucho más que antes otro tipo de música diferente. Hay otros grupos como nosotros, como Vetusta Morla o Sidonie, que llevamos mucho tiempo trabajando y que por fin ahora se está viendo el fruto de todos estos años. Somos grupos que llevamos más de 10 años, en nuestro caso son 14. La discográfica ha entendido bien lo que queríamos transmitir; nosotros no queremos un pelotazo sino seguir trabajando poco a poco y si hay un buen entendimiento entre nosotros todo va bien.

Para quién no os conozca... ¿cuáles son vuestros referentes?

SEAN Y JORGE: Nos gusta la música de los años 60 como los Beatles y la música británica como The Cure, Depeche Mode. También nos gusta mucho un grupo que se llama The National y estamos muy pendientes de la actualidad española; además de Vetusta Morla y Sidonie, también escuchamos a Lori Meyers o Love of Lesbian entre otros muchos.

El disco termina con un optimista 'Tu alrededor', donde por cierto recuerdas que los discos no son todos de amor. Para finalizar la entrevista, ¿cuál es tu canción de amor favorita?

SEAN: Vaya… pues tal vez me quedo con Annabel Lee, de Radio Futura.

JORGE: Yo me quedo con Love is blindness, de U2.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/69730/no-queremos-un-pelotazo-sino-seguir-trabajando-poco-a-poco

La primera vez que escuché a Second fue en el programa de Buenafuente, hace ya algún tiempo, y desde ese momento encontré mi propio rincón exquisito en la lista de reproducción de Spotify; no es fácil encontrar música española que sea diferente al más de lo mismo de siempre. Sin embargo, no ha sido hasta ahora, que he tenido la oportunidad de entrevistarles, cuando he profundizado un poco más en las canciones y, especialmente, en sus letras.

El pasado martes vinieron a Barcelona a presentar su nuevo disco, ‘Demasiado soñadores’, en la FNAC de Diagonal Mar. Ofrecieron un pequeño concierto íntimo (alrededor de 60 personas) en el que tocaron 6 canciones del nuevo disco y terminaron con el famoso ‘Rincón exquisito’, del disco anterior.

Comenzaron con ‘Mañana es domingo’, ‘ Muérdeme’ y ‘N.A.D.A’ en una primera parte del concierto donde el sentimiento de la desesperación fue parte importante, acompañados por el violín de Antonio René, conocido entre bromas como el violinista del alter . En las siguientes canciones, ‘Demasiado soñadores’, ‘Autodestructivos’ y ‘Psicopático’, la voz de Sean se hizo más fuerte y el escenario más pequeño: las ganas de bailar iban en aumento y aunque la gente se mantuvo sentada en su silla, probablemente fue una cuestión de educación.

En estos tiempos que corren poco o nada suele ser suficiente a nuestro alrededor. El prototipo social gira entorno a la autodestrucción, sea física o moral, y el psicopático ha comenzado a formar parte de una rutina digna del universo de Woody Allen, donde se echa de menos la sonrisa en las pequeñas cosas: aquellas fotografías, la ilusión del mañana es domingo ‘llámame y nos vemos’. Demasiado soñadores para cambiar el paso del tiempo, mejor ser optimista y aceptar los mordiscos dada la dificultad de encontrarnos con un abrazo sincero.

Second es uno de esos pequeños grandes grupos que no dejan indiferente. La experiencia que han adquirido con los años se nota en este disco, el más completo de todos, pero si llegar hasta aquí es tarea complicada, mantenerse todavía lo es más. Para ello solo necesitan dos cosas: seguir siendo humildes y no perder la frescura que tienen, como si del primer disco se tratase.


http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/69728/la-frescura-de-un-sueo-optimista

La eterna promesa

Cada día es una nueva oportunidad, también para seguir haciendo lo mismo de siempre; para decir las mismas cosas a las mismas personas, con palabras diferentes; lo que importa es conservar la misma actitud.

Un día le preguntaron cómo se encontraba, y le respondió con que él estaba peor. Desde entonces y hasta hoy, la eterna promesa del cine español sigue compitiendo por ser el mejor actor revelación a pesar de las canas: nunca es tarde si la dicha es buena. El mes pasado fue la primera oveja del rebaño, ya ha empezado a firmar los primeros autógrafos en su casa.

El friki de los lunes

Siempre he considerado el lunes como el mejor día de mis semanas. Esta frase me convierte en el friki de los lunes, pero asumo las consecuencias. Soy consciente que es más popular llegar tarde al trabajo y bostezar de forma continuada a lo largo de la mañana, o despertarse con la cerveza del mediodía en lugar del café del desayuno; lo sé, que me juzguen y condenen por no ser popular, por no tener conversaciones banales e interminables –interesantes para ciertas especies- que juzgan sin juzgar y hablan por hablar.

Como no tengo fondos para pagar con la misma moneda, me embargarán la paciencia pero no podrán con la nómina. Tampoco recibiré empujones en forma de palmaditas en la espalda, ni siquiera me dolerán los puñales cuando traten de clavármelos sino que aceptaré el envite, y disfrutaré con el juego del barco pirata. Soy un grumete que navega entre números, la mano derecha de un capitán que de todo se da cuenta y sólo dice lo justo y necesario.

Ocho de la mañana, ha llegado la hora de soltar amarras: marica el último.

Ésta es la increíble pero cierta historia de otra generación perdida. No me refiero a los ‘Ni-ni’ de los 90, que según un estudio del Instituto de la Juventud (Injuve) cifra en el 1%, porque cualquier persona adulta con un mínimo de sentido común entiende que el porcentaje real es mucho mayor y esa generación se perdió nada más salir del huevo. Me refiero concretamente a la generación de los 80, que probablemente está siendo la más afectada por la crisis.

Cuando la vida daba un golpe a las generaciones anteriores, ponían la otra mejilla y salían adelante como buenamente podían. Ahora, si la vida le da un golpe a una persona treintañera, lo resuelve con cirugía. La generación de los 90 ha aprendido eso, y ha ido un paso más allá: que además la paguen unos padres que no sólo consienten, sino que lo aceptan como algo normal. Pero hay cosas que no resuelve la cirugía, aunque algunos anuncios publicitarios traten de convencernos de lo contrario, por ejemplo la ética.

Cada día me encuentro con personas de la generación de los 80 con mucha ética, pero pocos recursos y posibilidades. A algunos les ha vencido la depresión y sobreviven en un permanente estado de desánimo, a otros el banco les ha quitado el piso y ahora trata de apropiarse también de su futuro. Los hay que se quejan, aseguran que nadie les informó de las consecuencias, pero –por ahora- ninguno declara haber firmado la hipoteca bajo amenaza.

En Francia, Gran Bretaña o en EEUU la dación es lo normal en casos extremos: el banco se queda el piso y el deudor recupera su independencia económica. En España no: aquí si no pagas la hipoteca, te quedas sin piso y con una deuda económica, que se estipula entre la cantidad total de deuda y lo recuperado por el banco en la subasta. Y si no puedes asumir la deuda, te embargan la nómina prácticamente de por vida. Es decir, un chollo para el banco (la banca siempre gana) y la ruina para los ciudadanos, que desde ese instante no podrán acceder un piso de alquiler, por figurar en los archivos de morosidad, y se verán obligados a alquilar un habitación en un piso compartido, en el mejor de los casos.

Cuando han preguntado a Zapatero por este tema ha dicho que la dación pondría en riesgo el sistema financiero… ¿pero qué ocurre con el drama humano, de tantas personas que viven ya por debajo del umbral de la pobreza? Todavía hoy, los bancos siguen obteniendo beneficios multimillonarios un trimestre tras otro. Por suerte –y por necesidad- ya ha comenzado la iniciativa legislativa popular por la dación en pago, propuesta que necesitará conseguir el apoyo de 500.000 firmas en nueve meses para llevarla al Congreso. A partir de ahora se trata de que cada una de esas personas que firme se convierta en un optimista profesional, sobre todo si está en paro y tiene tiempo libre: no es suficiente con firmar un documento y esperar, hay que actuar desde el pensamiento de uno mismo y visualizarlo, para poder atraerlo. De esto sabe mucho Emilio Duró, un optimista profesional nato cuyas ponencias recomiendo escuchar, ver y reflexionar, a la mayor brevedad posible. No se arrepentirán.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/68879/la-verdadera-historia-de-una-generacin-perdida

Estamos amparados por el derecho constitucional a la vivienda, eso dicen. Las personas de mi generación se lo creyeron y, sin preguntarse si ese derecho contemplaba la opción de la propiedad, se lanzó a comprar pisos como el que se compra unos zapatos nuevos. El negocio inmobiliario ofreció prosperidad a todo el mundo durante una década: inmobiliarias, tasadores, bancos, prestamistas, cobradores de deudas y particulares. Por este orden, de mayor a menor beneficiado económicamente.

Hace diez años era relativamente sencillo encontrar trabajo. También era habitual encontrar parejas estables, que poco o nada sabían entonces de procesos judiciales: de divorcio primero, de ejecución hipotecaria después. Todo era tan sencillo como pasear por una calle, detenerse ante el escaparate de una inmobiliaria y con una mirada cómplice entre ambos llegar al pensamiento único que ha arruinado a tantas personas en la actualidad: ¿Por qué tirar el dinero en un alquiler cuando podemos tener algo propio? No se equivocaron: esas personas acertaron, y ahora tienen una enorme deuda; propia, eso sí.

El día que encontraron el piso donde querían compartir su vida comenzó a desencadenarse una estructura piramidal de comisiones sin fin: el comercial que enseñó el piso; el dueño de la inmobiliaria, que pagó al comercial; el tasador del banco, que ayudó a cuadrar los números y generar los ingresos necesarios para que todo el mundo se repartiera el pastel; el director del banco y su propia estructura piramidal interna, que hizo la vista gorda cuando no debía hacerlo; la empresa de reformas que dejó el piso tal y cómo querían los nuevos propietarios; el decorador, el vendedor de muebles y algún que otro experto en Feng Shui que colaboró en la orientación de los mismos. Y por supuesto, para darse un pequeño capricho, un coche nuevo a juego con el piso. Todo incluido en la misma cuota, a pagar en 30 años que se refinanciaron varias veces, hasta hoy.

Entonces llegó el paro, y ya se sabe que cuando la pobreza entra por la puerta el amor salta por la ventana. Y más gastos: el abogado, la pensión de los hijos, la empresa de recobros que te llama cada día, reclamando las deudas que no has tenido más remedio que coleccionar. Eso si tienes suerte, porque algunas empresas de recobro de deudas cuentan con gestores con métodos más que cuestionables: como una de Madrid, cuya política consiste en acudir personalmente y amenazar al moroso con tirarle por la ventana. El dueño de esta empresa ha sido detenido esta semana por agresión.

Tenemos, dicen, el derecho constitucional a la vivienda entre otros muchos. Parece que vivimos rodeados de necesidades tecnológicas, derechos como el de vivir por encima de nuestras posibilidades, sin ninguna previsión de futuro. Sin embargo, pocos son los que aceptan sus obligaciones y todavía menos los que las asumen primero, y las cumplen después.

Posiblemente también tenemos que reclamar la obligación a tener un derecho constitucional a la deuda, y nadie nos lo había explicado antes. En ese caso, ¿a quién le tocará pagar las costas?

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/68574/derecho-constitucional-a-la-deuda

Tres días de lluvia

Me levanto a las 5 de la mañana para ir a un trabajo, por la tarde tengo otro. Entre los dos me paso un mínimo de 12 horas trabajando y otro par en diferentes transportes públicos. A final de mes el gasto diario en dietas es superior al apetito que tengo, y colecciono letras que no consigo pagar. Tengo tres hijos, aunque ninguno es mío, una mujer y una amante bisexual que compartimos cuando a alguno le duele la cabeza, y un piso que no podemos permitirnos pero que consideramos necesario que el resto de la gente piense que sí. El banco, que no piensa, lo reclama. La familia nos reclama atención, los amigos compartir su tiempo, y precisamente tiempo es lo que me falta.

En realidad mi vida no tiene nada que ver con todo esto… y sin embargo yo me siento triste y apagado después de tres días seguidos lloviendo.

El lujo en la basura

Se trata de optimizar los recursos, de ganar tiempo al tiempo y contentar a todo el mundo: a la pareja en casa, al jefe en el trabajo y a tu círculo de amistades y familiares. Las redes sociales se han convertido en un buen recurso para aglutinar todo el tráfico de información y ofrecer un poco de ti disponible al alcance de todo el mundo… ¿pero realmente se optimiza tiempo publicando lo mismo en diferentes sitios?

Si tienes una cuenta en Facebook, tarde o temprano la tendrás también en Twitter. Según tu edad, o la perversión mental, además estarás presente en Tuenti. Si estás buscando trabajo, tu presencia es casi imprescindible en Xing o Linkedln. Y si lo tuyo es buscar nuevas relaciones interpersonales, el abanico de posibilidades es infinito. Cuando de repente aparezca el estrés y un suspiro te detenga el ansia de comunicarte a través de un teclado, será el momento de actualizar tu estado y nuevas fotografías en todas y cada una de las redes sociales. Eso, dicen, es optimizar el tiempo en estos tiempos.

No termino de entenderlo. Como dijo Fito Cabrales, ‘lo que admiro son las flores que crecen en la basura’. Tal vez por ello, según una encuesta que se acaba de publicar, el 40% de los trabajadores tiene estrés, como el 50% de los empresarios. Con estos números, casi parce más feliz la gente que está en paro, y cuanto menos es curioso que estos datos los firma además Eroski Consumer.

El trabajo ya no es lo que era. Hace no mucho tiempo teníamos el derecho a quejarnos y hoy disfrutamos la obligación de claudicar. Ser mileurista es ahora un lujo que no todo el mundo puede permitirse; un contrato basura es toda una garantía para el futuro más inmediato. Uno, por trabajar, acepta incluso trabajar desde casa… con lo difícil que ha sido siempre separar el trabajo de la vida personal. Si el futuro está en el teletrabajo, ¿qué ocurrirá con los amores furtivos de oficina? Por ahora sigue imponiéndose el clasismo en la selección de personal, así que tal vez el futuro sólo sea para personas toscas, sin presencia ni don de gentes.

Hoy en día se va a trabajar con alegría desde el lunes, y si es necesario se hacen horas extra –y gratuitas- el sábado. El cuento ha cambiado, hemos pasado de fingir a adaptarnos y atrás quedan las caras de tristeza y resignación en el trabajo, que ahora son más frecuentes en los pequeños comercios: esos empresarios cuya libertad laboral no deja de ser relativa, y donde los clientes de toda la vida acuden ahora en masa a las grandes superficies. La sonrisa hipócrita del comerciante, que aumenta o disminuye según el interés del cliente por sus productos, ya no convence; hoy el precio manda. La amabilidad y los halagos se regalan por Internet; a pie de calle ya sólo sobreviven las tiendas que aportan nuevos conceptos, y los de primera necesidad: bares, estancos, loterías, etc.

Aquí se trata de valorar cantidad en lugar de calidad, de oír sin necesidad de escuchar. ¿Qué importa cualquier lado positivo si es más fácil identificarse con lo negativo, que siempre une y vende más? La solución es lo de menos, el problema siempre será lo más importante.

Ahora que tenemos más herramientas que nunca, cuanto más intentamos optimizar nuestro tiempo más presos nos convertimos de nuestra propia libertad.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/68219/el-lujo-en-la-basura

Con el agua al cuello

Vivimos tiempos difíciles, como siempre. La diferencia es que hasta ahora no se llegaba a final de mes, y ahora cada vez más personas rozan el umbral de la pobreza desde el día 1.

Comprendo la preocupación de Occidente por la situación de Libia… la situación económica, por supuesto. Por lo visto el petróleo está por las nubes, como debe estar el alma de las personas que están muriendo y de las que se habla un poco menos. Por entender, puedo hacer un esfuerzo y aceptar que en España se haya tomado la decisión de reducir en 10km/h la velocidad máxima en autopistas y autovías… aunque probablemente el gasto que genera cambiar todas las señales sea superior a lo que presumiblemente ahorraremos, pero entiendo que hay que desviar la atención.

El Gobierno no se puede permitir que la población piense, reflexione y actúe. ¿Qué en España hay 1,1 millones de desempleados que no cobran ninguna prestación? Aparece un estudio de Funcas (Fundación de Cajas de Ahorros) donde se explica que Hacienda deja de recaudar cada año unos 30.000 millones de euros en cuatro millones de empleos no declarados. Entonces, uno se pregunta cuánto recaudó Hacienda en los años de bonanza, gracias a la misma economía sumergida que ayudaba, con el consentimiento de bancos y cajas, a facilitar las hipotecas.

En los últimos meses hemos dejado de ir a los bares, esa costumbre tan española, y mientras los fumadores y hosteleros lo achacan a la prohibición del tabaco, nadie se acuerda que la crisis y que los parados han dejado de cobrar la prestación de ayuda familiar de 426 €. Ya no existe como tal, ahora hay una nueva, con muchas más restricciones, sí, ¿pero qué ocurrirá con las personas que están con el agua al cuello y no pueden acceder a ella?

Vivimos tiempos difíciles, no ya por el presente sino por el futuro inmediato. Seguimos líderes en consumo de cocaína y nuestros adolescentes son campeones europeos en alcoholismo. Si además añadimos que el fracaso escolar aumenta, la crispación política aumenta, como los robos en comercios y domicilios, y la televisión no parece tener límites (El Programa de Ana Rosa lo ha vuelto a demostrar recientemente), ¿qué nos queda?

Comprendo que nos preocupe tanto la situación de Libia; somos incapaces de preocuparnos por nuestra propia situación, más allá de los intereses personales si ello conlleva algún tipo de esfuerzo. Nos queda la esperanza de que pase la crisis… que pase sola, claro.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/68027/con-el-agua-al-cuello

Cuatro vinos y un blog

¿Alguien se acuerda del cortometraje 7:35 de la mañana? Si hombre, de ese director que se llama… ¡Nacho Vigalondo! Fue un éxito, y ahora que soy abstemio puedo decir mi mensaje: me parece un cortometraje bastante malo.

Quizás debería tomar cuatro vinos para entender su éxito, o por lo menos verlo con otra perspectiva, pero si lo ha tenido por algo será. Aunque pensándolo mejor, tal vez debería tomar cuatro botellas para escribir un guión similar y oye, a ver si suena la flauta… o quizás el truco está en lo que no resulta ser una flauta.

Lo que esta claro es que cuando escriba un guión que tenga éxito, tengo que mantenerme lejos del Twitter. Resulta que Nacho Vigalondo, el nuevo genio del humor inteligente en España, se mofó hace unos días del Holocausto bajo el siguiente mensaje en su Twitter: "Ahora que tengo mas de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro vinos podré decir mi mensaje: "El holocausto fue un montaje!". Después debió apurar la botella y se quedo tan ancho.

Hasta ayer, colaboraba con un blog en el País y fue protagonista de un anuncio de publicidad en el mismo periódico, del que ahora ha quedado completamente desvinculado gracias a sus ocurrencias. Pobrecito, nadie lo ha sabido comprender... si hasta el queridísimo David Bisbal se ha metido en un jardín en medio de Egipto gracias a sus comentarios en el fabuloso Twitter! Hoy en día, que todo el mundo parece estar estresado y no tener tiempo ni para leer un libro, no sabe ya como saciar su aburrimiento online.

Pero bueno, ¿quién no ha escrito alguna tontería en un blog cuando se ha tomado unos vinos de más? ¡Los famosos también se emborrachan! (entre la entrevista promocional y el acto benéfico). Hay que ser más comprensivo y empatizar con Nacho Vigalondo, entender que hemos podido leer a una persona vacía, cuyo mundo interior desaparece cuando va de vientre, con los mismos problemas que cualquier ciudadano anónimo de esos que no tienen la imperiosa necesidad de contar a otra gente anónima que se acaba de tirar un pedo para que lo lean otras personas vacías y sin tiempo libre con las que compartir su soledad.

La diferencia es que este reconocido director de cine o es un ignorante que ha olvidado su relativa fama, o es un tipo que se ha creído inteligente y con un pésimo gusto para la autopromoción de su ultimo largometraje; el título, innovador donde los haya: 'Extraterrestre'. Con un poco de suerte la película es buena y le llaman desde Polonia para darle un premio por su trayectoria. La pregunta es, ¿tendría el mismo valor para ir a recogerlo que cuando se le ocurrió decir tal cantidad de gilipolleces?

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/66574/cuatro-vinos-y-un-blog

Jaque a la banca

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha dictado una sentencia pionera en España, en la que da la razón a un ciudadano cuya vivienda se quedó en subasta por el BBVA, a causa de la morosidad, y exigía además hacer frente a la diferencia económica tras la devaluación del precio de tasación y el actual.

Esta noticia abre un nuevo e inédito abanico de posibilidades a tantas personas que están pasándolo mal, que no llegan a final de mes y están a punto de perder su vivienda. El problema, hasta ahora, no era sólo perder el piso sino también quedar con una deuda económica con la entidad financiera. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha anunciado que propondrá trasladar este precedente a las ejecuciones hipotecarias en curso, a pesar de que el banco recurrirá el fallo judicial ante el Tribunal Supremo. Por lo tanto, si usted está en el precipicio del embargo y su banco le presiona, siéntase libre -y respaldado por un precedente judicial- de acudir a la oficina de su banco, sentarse frente al director carpeta en mano, y hacerle entrega de la escritura de su piso y tan amigos. Si el sentido común se impone, quizás ésta será la parte positiva de la crisis, que los bancos no tendrán más remedio que aceptar la devolución de los pisos cuyos propietarios no puedan hacer frente a la hipoteca, especialmente si se reúnen 500.000 firmas en el Congreso de los Diputados para llevar a debate este asunto.

Sin duda, ésta ha sido una de las mejores noticias de los últimos tiempos, tan negativos en todos los aspectos. La última, la reforma de las pensiones. Por lo visto, si no lo he entendido mal, para poder cobrar la jubilación a los 67 (aceptando ya el hecho de trabajar dos años más), resulta que habrá que cotizar 41 años en la Seguridad Social. Esto en la época del Cuéntame era lo habitual, pues una persona empezaba a trabajar muy joven en una empresa y se jubilaba en la misma sin problemas. En la actualidad, aún olvidando la tasa de paro que tenemos, ¿alguien ha tenido en cuenta la enorme rotación en la vida laboral de trabajadores y empresas? Es decir, imaginemos -mucho- que una persona que termina su carrera universitaria y consigue un trabajo en el sector que ha estudiado a los 25 años. Esta persona, para cobrar íntegra la jubilación, no tiene que perder ese trabajo en toda su vida, tratar de no ponerse enfermo para no coger una baja laboral y, en caso de ser mujer, olvidarse de ser madre... por si acaso. Si perdiera ese trabajo, dispone sólo de un año de margen de paro, porque si en toda su vida laboral deja de trabajar más tiempo, no podría cotizar 41 años de ningún modo, teniendo en cuenta -por supuesto- que se quedase en el paro antes de los 35, porque en ese caso la preocupación no será la pensión cuando se jubile, sino poder encontrar otro trabajo estable.

En definitiva, que el ciudadano de a pie es siempre el gran perjudicado, sin importar el partido político que gobierne. Si hay crisis, se ayuda económicamente a los bancos para que puedan, como mínimo, llegar a sus objetivos millonarios cada año, se facilita el despido libre a las empresas y en época de elecciones se prometen ayudas a las personas que han agotado el paro, y al año siguiente se terminan. Y ahora... ¿qué?

Cada vez hay más personas que emigran a otro país en busca de un presente mejor, sin pensar siquiera en aquél futuro con piso de propiedad, coche y visa oro al que nos habíamos acostumbrado hasta hace poco. Vuelve a estar de moda Argentina, e incluso Alemania que está buscando personal cualificado en nuestro país. Quizás éste es nuestro destino, llenar la maleta de nuevas ilusiones, cambiar de continente y empezar de cero en un lugar desconocido para sobrevivir de alguna manera. ¿A qué nos suena todo esto? ¡Ah sí! A 'esos' inmigrantes que llevan una década haciendo lo mismo en España y a los que hemos criticado tanto... qué ironía, la vida tiene estas cosas.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/66161/jaque-a-la-banca

Derechos y Libertades

El año ha comenzado con la polémica ley antitabaco, que desde ahora ya no permite fumar en bares y restaurantes, ni siquiera en las discotecas. ¡Ay! La que se avecina, con lo que nos gusta discutir a los españoles, con lo que nos gusta luchar por nuestros derechos más absurdos y quedarnos sentados en el sofá por otros más importantes.

Resulta que los fumadores, muy tolerantes ellos, reivindican su derecho a fumar un cigarro junto al café en el bar, y ante tal prohibición apelan a los tiempos pasados de la dictadura. ¡Prohibido! Y cuando aparece un fumador leído, de esos que se documentan y hablan con aparente propiedad, enseguida justifica su humo con el humo que tragamos todos a diario de los vehículos que circulan por la calle.

Pues sí, se pongan como se pongan, tanto derecho tienen a fumar unos como a no respirar su humo los otros. Y es que el derecho de uno termina donde comienza el derecho de los demás. Y la libertad no es (como están actuando algunos bares) saltarse la ley en plan rebelde, como un niño pequeño que no quiere acatar las normas, sino algo tan sencillo como respetar para ser respetado.

Durante muchos años las personas que no fumaban han tenido que soportar el humo a media comida, y hasta ahora no tenían derecho más que a protestar, pero debían ser tolerantes. Ahora, que hay una ley que los ampara, los fumadores deben tomar ejemplo de esos años de tolerancia, consumir más o menos en los bares, fumar más o menos en sus casas, pero respetar a los demás; aunque sólo sea por la multa que tendrán que pagar si no lo hacen.

Y mientras todo el mundo está discutiendo sobre el tabaco en esta primera semana del año, el problema del paro y la economía siguen ahí, en un segundo plano. Eso sí, el PSOE, con Zapatero o sin él, se ha ganado unos cuantos votos de los fumadores pasivos que por fin pueden entrar a un bar sin respirar el humo del tabaco. Entre los votos del colectivo gay, los no fumadores y los indecisos inteligentes, no tengo tan claro que el PP lo tenga tan fácil en las próximas elecciones. Al final, la política social cobra más fuerza que cualquier cosa más importante. Así somos, y así nos va.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/65220/derechos-y-libertades

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Blogger Template by Blogcrowds